El Pacto por México le salió caro al PRD

El Pacto por México le salió caro al PRD

La senadora perredista Dolores Padierna Luna afirmo en un documento que estudia las divisiones en su partido, que el costo del Pacto por México para el PRD fue alto, pues al sumarse a ese mecanismo con el afán de mostrarse abierto a la construcción de consensos, su agenda propia quedó en un segundo plano, convalidando medidas antipopulares como la reforma fiscal.
Ahora, señala, se requiere que el PRD desande el camino de un pacto que, en los hechos, afirma, lo ha dejado supeditado a la agenda del gobierno.
La legisladora indica que con la mira puesta en los comicios de 2015 y en el futuro de las nuevas generaciones, debe enfocarse en el retorno a su espacio natural: la oposición real a un régimen que perpetúa las desigualdades sociales y la entrega del patrimonio nacional.
La vicecoordinadora perredista advierte además que en esa ruta es preciso evitar las rupturas internas que podrían ocurrir alrededor de la renovación de la dirección nacional de esa fuerza política.
Además considera trascendental que el PRD muestre congruencia con sus principios y sea la contraparte opositora de la cúpula dominante, lo que significa llevar adelante una agenda que reafirme el compromiso del partido por combatir las políticas que mantienen y profundizan las desigualdades sociales.
El texto firmado por Padierna Luna reconoce que la aprobación de la reforma energética evidenció las debilidades de una izquierda con escaso poder de convocatoria para revertirla, al no poder impulsar una movilización social frente a la operación “fast track” que la validó.
A ello se sumó las divisiones interna y externa generadas por el apoyo que le dieron algunos gobernantes estatales emanados del PRD a la iniciativa y a la acción emergente del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), que encabeza Andrés Manuel López Obrador, que trataron de capitalizar, sin éxito, la decepción social frente al perredismo.




Volver arriba