El nuevo aeropuerto, por la ruta responsable, no la corta

El nuevo aeropuerto, por la ruta responsable, no la corta

El arquitecto Norman Foster muestra al presidente Enrique Peña Nieto una ilustración de lo que sería el nuevo aeropuerto de la ciudad de México

MÉXICO (El Universal).— Sobre los beneficios sociales que representará la construcción del nuevo aeropuerto, el presidente Enrique Peña Nieto indicó que  también permitirá contar con obras de alto impacto social pues en el mediano y largo plazos la zona del aeropuerto tendrá planteles de educación superior relacionadas con la aeronáutica, zonas habitacionales y servicios de salud.

El aeropuerto será verde y rescatará de manera integral una zona que hoy se encuentra ambientalmente degradada. “Se protegerá la zona de lagunas más grande del país y se creará un nuevo bosque metropolitano del orden de 700 hectáreas que será un gran pulmón para el Oriente del valle de México”.

Al arranque de su mensaje Peña Nieto dijo que su administración no eligió la ruta corta o la más fácil sino que ha optado por el camino de la responsabilidad: “Estamos haciendo frente a nuestros desafíos de décadas con soluciones duraderas, reformas transformadoras, nuevas políticas sectoriales y también con grandes proyectos de infraestructura”, dijo.

Acompañado por los ganadores del proyecto, los prestigiados arquitectos Norman Foster y Fernando Romero, subrayó que uno de los principales desafíos de infraestructura era encontrar una alternativa viable para construir el nuevo aeropuerto que necesita la ciudad de México y el país en su conjunto.
Imagen de previsualización de YouTubeEnfatizó en que desde hace años era evidente la saturación del Aeropuerto “Benito Juárez”, ya que el crecimiento de la Zona Metropolitana y una mayor apertura de México al mundo incrementaron sustancialmente la demanda de vuelos poniendo al límite su capacidad operativa.

“Por ejemplo, aunque cuenta con dos pistas el actual aeropuerto no tiene espacio suficiente para realizar despegues y aterrizajes simultáneos, esta condición es inaceptable en el aeropuerto de una de las metrópolis más importantes del mundo que es justamente la del Valle de México”.

Señaló que para superar este desafío no podía haber respuestas temporales, parciales o incompletas por lo que era imprescindible actuar con visión de largo plazo.

Por ello, desde el primer día de su administración ordenó que se realizaran los estudios técnicos necesarios para determinar la mejor opción de un nuevo aeropuerto, en el que participaron especialistas mexicanos y extranjeros.

Como resultado de estos estudios se determinó que la mejor opción para desarrollar el nuevo Aeropuerto Internacional de la ciudad de México es la zona contigua a la actual terminal aérea.

El presidente Peña Nieto precisó que se convocó a los arquitectos mexicanos y extranjeros más reconocidos para que presentarán sus propuestas las cuales fueron calificada por expertos bajo diversos criterios incluyendo el económico, el arquitectónico, el ambiental y el logístico.

“Además se valoró el impacto positivo de cada propuesta para el impacto social de las comunidades vecinas al nuevo aeropuerto”, dijo.

El vídeo que acompaña esta nota es del canal de YouTube del Gobierno de la República




Volver arriba