El feminicidio será el delito más penado en Guanajuato

GUANAJUATO (EL Universal).- Con 60 años de prisión ó  70 en caso de que se sume otro ilícito, el feminicidio es desde este  jueves el delito más penado en el estado de Guanajuato, con la  reforma al Código Penal aprobada este jueves por el Congreso  Local.

La diputada panista Karla Alejandrina Lanuza Hernández destacó que  con la reforma se manda el mensaje de “cero tolerancia a la  violencia contra las mujeres”.

La pena máxima prevista en la norma vigente en el caso de concurso  de delitos (varios) tratándose de homicidio, secuestro, violación,  robo calificado o trata de personas con cualquier otro delito, no  puede exceder de 60 años de prisión.

En sesión ordinaria, por unanimidad los diputados locales reformaron  el artículo 153-a que establece que “al responsable de feminicidio  se le impondrá de 30 a 60 años de prisión y de 300 a 600 días de  multa. Si ocurre con el mismo u otro delito, se acumularán las penas  que por cada uno se impongan. La (pena) de prisión no podrá exceder  de 70 años”.

De acuerdo a la Procuraduría de Justicia en el Estado, de enero a  mayo se han registrado 21 muertes de mujeres de las cuales 6 se han  tipificado como feminicidio y en 2013 ocurrieron 73 asesinatos de  mujeres, y de éstas 15 se investigaron como feminicidio.

La diputada priísta Erika Arroyo Bello señaló que la expresión de la  pena de 60 años atenderá a fundamentos del “derecho simbólico”, de  no estar acompañada a una agenda transversal de políticas públicas  que inhiban el delito de feminicidio, que es “la expresión de mayor  odio y repudio a la vida, dignidad de la mujer y sus familias”.

En su intervención, la diputada Lanuza destacó que los Poderes  Ejecutivo, Judicial y diputadas y diputados (de las cinco fracciones  presentes en el Congreso) impulsaron de forma conjunta la iniciativa  para incrementar la penalidad, con el propósito fundamental de  erradicar las acciones orientadas a la violencia hacia las mujeres y  evitar la impunidad.

El tipo penal del feminicidio fue modificado en junio pasado a  efecto de propiciar una  mayor protección al derecho de vivir libres  de cualquier tipo de violencia, del abuso de poder, de la  discriminación y de la intimidación.

“Se incorporó como parte esencial para la definición del tipo, un  elemento importante que consiste en las «razones de género», que  caracterizan este ilícito, como son las manifestaciones de odio, de  misoginia, de desprecio y de crueldad hacia la mujer, que se  patentizan por los métodos utilizados para privarlas de la vida”,  explicó. 

Etiquetas:,