Ejecutado por $20 mil

Una mujer habría pagado para que maten a reportero

MÉXICO.- Casi una semana después que fue secuestrado en su casa en Coatzacoalcos, Veracruz, el periodista Gregorio Jiménez de la Cruz fue hallado muerto ayer en Las Choapas,

El cuerpo del periodista fue hallado en una fosa, junto con otros dos cadáveres, de acuerdo con información del gobierno veracruzano que también informo que la ejecución habría ocurrido el jueves, es decir, al día siguiente en que fue plagiado.

Por el crimen, informaron, hay cuatro personas detenidas: una que es considerada la autora intelectual, dos como autores materiales y un copartícipe.

Gregorio Jiménez de la Cruz fue secuestrado de su domicilio en Coatzacoalcos la mañana del miércoles, por lo que el gobierno del Estado desplegó una amplia operación para su localización.

Los detenidos habrían conducido a las autoridades estatales hasta la fosa en donde fueron encontrados tres cadáveres, uno de ellos del comunicador.

Los reportes preliminares indican que la mujer, considerada autora intelectual, habría pagado a los autores materiales para consumar el homicidio.

Buscan a otras cuatro

Las investigaciones continúan, afirmaron las fuentes oficiales, y revelaron que se busca a otras cuatro personas involucradas más en el crimen en el estado de Oaxaca.

De acuerdo con tuits de portales y periódicos, fue la sospechosa detenida, Teresa de Jesús Sánchez, dueña del bar “El Mamey”, quien contactó a un hombre para secuestrar al reportero.

Según la Procuraduría General de Justicia de Veracruz, la mujer habría pagado $20,000 por la ejecución de Jiménez de la Cruz por denunciar en los periódicos para los que trabajaba hechos relevantes de su negocio.

De acuerdo con el diario “Reforma”, con base en información obtenida en fuentes cercanas a la investigación, fueron detenidas cuatro personas que confesaron haber sido contratadas Teresa Hernández, vecina de Gregorio Jiménez, para secuestrar y posteriormente matar al comunicador

Jiménez, reportero policiaco de los periódicos Notisur y Liberal del Sur, fue esposado y sacado por la fuerza de su casa el pasado miércoles 5.

Según el diario “Liberal del Sur”, su esposa, Carmela Fernández, reportó lo ocurrido de inmediato al Mando Único y al Ejército.

Al día siguiente del secuestro, Notisur informó que Jiménez de la Cruz había sido amenazado por Teresa Hernández, dueña del bar llamado “El Mamey”.

El rotativo veracruzano señaló que la propietaria del bar era investigada por la Procuraduría General de Justicia de Veracruz porque, tras una discusión, amenazó directamente al reportero.

Sin descanso

Ayer por la tarde, en entrevista con un medio televisivo capitalino, el secretario de gobierno de Veracruz, Erick Lagos, argumentó que el Ejecutivo estatal no había descansado en la búsqueda del reportero.

Antes que se conociera la muerte del comunicador, en Chilpancingo, Guerrero, más de un centenar de reporteros, fotógrafos y periodistas marcharon por las principales avenidas de esa ciudad para exigir la presentación con vida de Jiménez de la Cruz.

Violencia | Ejecución

La búsqueda de Gregorio Jiménez comenzó desde que se reportó el secuestro.

Casa de seguridad

El procurador de Veracruz, Amadeo Flores Espinosa, informó que el cuerpo de Gregorio Jiménez y los de las otras dos personas fueron hallados enterrados en el predio de una casa de seguridad de Las Choapas. No se dio información de las otras dos víctimas.

Secuestradores

En el secuestro de Jiménez de la Cruz participaron al menos cinco individuos, quienes irrumpieron armados en la vivienda del aquél y lo sacaron por la fuerza.

Demandas

Desde que se hizo público el secuestro de Jiménez, sus colegas y otros periodistas del país organizaron marchas para exigir que las autoridades lo rescataran. Ayer se efectuó una más en Chilpancingo, Guerrero.




Volver arriba