Su aspiración: ser padrotes

Explotar mujeres se ve como modo de vida en Tlaxcala

MÉXICO.- Una tesis de la Universidad Autónoma de Tlaxcala, titulada “Lenocinio como proyecto de vida de niños y adolescentes de Tenancingo, Tlaxcala (2010)”, arrojó que 71.3 por ciento de los niños entrevistados para la investigación dijeron saber lo que es un padrote.

De acuerdo con “La Jornada”, cuando se les preguntó qué sabían acerca de los padrotes, 46.8 por ciento contestó que “tienen una o más mujeres que los mantienen”; 23.7 por ciento que “tienen mucho dinero sin trabajar”, y 10.5 por ciento, que “tienen residencias y autos de lujo”.

Para la investigación fueron consultados alumnos desde cuarto grado de primaria hasta tercero de secundaria.

Interés

El estudio incluye entrevistas con adultos, de los cuales el 89 por ciento reconoció que la práctica del lenocinio en la comunidad influye en los niños; el 20.7 por ciento de los padres que fueron encuestados admitieron que sus hijos han manifestado interés en ser padrotes.

De acuerdo con el Censo de población y vivienda 2010 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), Tenancingo tenía ese año 11 mil 776 habitantes, 5 mil 732 hombres y 6 mil 31 mujeres.

Este municipio, ubicado 25 kilómetros al sur de la capital del estado, tiene una superficie de apenas 12.05 kilómetros cuadrados, 0.43 por ciento de los 3 mil 991 kilómetros cuadrados que abarca el territorio estatal.

Fenómeno | Lenocinio

La explotación sexual de mujeres es un fenómeno en aumento en Tlaxcala.

Casi niñas

El número de mujeres, muchas de ellas casi niñas, crece constantemente en Tlaxcala y se ha convertido en “una moderna forma de esclavitud”, según reportó en 2006 la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

Anuencia

Según el organismo, la incorporación de jóvenes a la prostitución no se da sólo mediante violencia o engaño, sino con la anuencia de las autoridades.




Volver arriba