SNTE lanza medidas “antibullying”

MÉXICO (El Universal).- Los papás deben ayudar a los niños y jóvenes a entender que denunciar a quienes los insultan y humillan no es lo mismo que ser chismoso. No se trata de “promover la venganza, el desquite o la revancha”, señala el folleto que bajo el nombre de “Bullying” difundirá el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) con un termómetro para identificar la violencia en las aulas y 20 recomendaciones para los padres de familia de víctimas y agresores del acoso escolar.

En el caso de los niños agresores, el sindicato magisterial “exige” que se realicen “actos reparadores” como presentar disculpas, devolver lo que ha tomado, hablar sobre lo que pasó con la persona agredida y enviar una nota. Además de imponer “sanciones que no son negociables”, sugiere conocer a los amigos de sus hijos e “investigar” sus intereses o las familias.

Las propuestas las divide en 12 medidas para los padres de las víctimas y ocho para los papás de los agresores. Entre ellas plantea atender las quejas de su hijo cuando los compañeros no le hablan, se burlan de él, le quitan cosas sin permiso, le hacen maldades, lo excluyen de juegos o lo tratan agresivamente. Dice que se debe escuchar al niño y darle la oportunidad de hablar y contar los hechos. “no tratarlo de cobarde o endeble y permitir que se desahogue sin hacer juicios o recomendaciones”.

El papá deberá ponerse inmediatamente en contacto con la escuela o sus maestros para investigar qué está sucediendo; identificar a o los agresores y construir una red de apoyo para el niño, que lo haga sentirse seguro y defendido. Los padres deberán enseñarle a defender sus derechos o exponer sus posturas y opiniones sin agredir, pero haciéndose respetar; en tanto que si el niño se siente invadido por la angustia, la ansiedad o el temor, es mejor buscar ayuda profesional.

La recomendación para los papás de los agresores es no ignorar la situación o justificarla; investigar las condiciones en las que ha actuado y referirse a comportamientos y no a él como persona, esto es, señalar actos como pegar, agredir, burlarse o robar.




Volver arriba