Otorga Francia la Orden de las Palmas a académica mexicana

MÉXICO (Notimex).- México y Francia mantienen una intensa y positiva cooperación, resultado de la suma de esfuerzos y voluntades tanto de personas como de instituciones en ambos países, aseguró la doctora Graciela Orozco.

Al recibir la Orden Nacional de las Palmas Académicas en grado de caballero que le entregó la embajadora de Francia en México, Elisabeth Beton Delégue, la ex funcionaria de las secretarías de Educación Pública y Relaciones Exteriores destacó la cooperación educativa.

La académica destacó que en la educación la cooperación bilateral México-Francia ha rendido frutos importantes para las dos naciones, en todos los niveles de enseñanza, desde bachillerato hasta postdoctorado y en una gran variedad de disciplinas profesionales.

Muestra de ello, agregó, es el Centro Franco-Mexicano de Aeronáutica, ubicado en Querétaro, resultado de un gran esfuerzo que llevó mucho tiempo concretar, a pesar de la voluntad política de ambos países.

Durante la ceremonia efectuada en la residencia de la embajadora francesa en México, destacó que la relación bilateral ha dado grandes logros, pero por supuesto tiene todavía mucho potencial y hay que seguir luchando para alcanzarlo.

En su discurso, Graciela Orozco reconoció a sus colaboradores y mencionó, entre los presentes, a la diputada Amalia García y a José Angel Pescador, ex subsecretario de Educación y ex cónsul de México en Los Angeles.

Asimismo señaló que uno de sus dos grandes intereses profesionales ha sido la cooperación educativa, y reconoció en Francia un marcado interés para ello, si bien insistió es necesario profundizar la relación en ese ámbito.

En su oportunidad, la embajadora destacó la trayectoria de la galardonada, especialmente durante su ejercicio como directora de Relaciones Internacionales de la Secretaría de Educación Pública en el periodo 2007-2011.

Desde esa responsabilidad, resaltó, apoyó el programa de asistentes de lengua francesa y el proyecto del campus franco-mexicano de aeronáutica, que podría inaugurar próximamente el presidente de la República Francesa.

También impulsó el programa de becas de excelencia de la SEP para alumnos mexicanos del Liceo Franco-Mexicano, entre quienes –dijo la galardonada— se han distinguido estudiantes de bachilleratos ubicados en zonas muy marginales en México, pero con excelentes calificaciones.

La diplomática francesa también reconoció el logro de la doctora Orozco en su condición de mujer, pues proviene de una familia tradicional de Guadalajara que, en su momento, no compartió la idea que ella decidiera venir a estudiar a la Ciudad de México.




Volver arriba