No detectan el "bullying"

No detectan el “bullying”

Un sondeo señala a los padres y a los profesores

México está en el primer lugar internacional en acoso entre estudiantes de secundaria. En la foto, juegos violentos entre unos jóvenes

MÉXICO (Notimex).- Para 57.8 por ciento de los mexicanos, los padres de familia son los principales responsables del acoso escolar o “bullying”, reveló un estudio de Gabinete y Comunicación Estratégica (GCE).

En su texto “Violencia y Maltrato entre Estudiantes”, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), dice que el fenómeno se caracteriza por la existencia de una víctima, que se encuentra en desequilibrio de fuerzas y el agresor o grupo de agresores, que se perciben como los más fuertes.

Además, la agresión es una acción que se repite a lo largo del tiempo hasta que se crea la sensación en la víctima de que en cualquier momento puede existir un ataque físico, verbal de manera directa o indirecta.

De acuerdo con la encuesta telefónica de la consultora, aplicada a 600 personas de todo el país, 19.1% responsabiliza a los maestros del hostigamiento escolar; 7.1 culpa a los niños/alumnos.

En tanto, 4.6% señaló a la familia y 2.9% a la sociedad y, con un porcentaje menor, a las autoridades educativas de las escuelas, el gobierno y la SEP.

Entre las principales características que los entrevistados atribuyen a quienes son víctimas de bullying están ser tranquilo o tímido, estar pasado de peso, tener baja autoestima o inseguridad, asumirse indefenso o débil.

Causas

El trabajo de la consultora también reveló que la clase social, tener alguna discapacidad, el aspecto físico, la mala conducta, el carácter, el color de piel, usar lentes, tener baja estatura o simplemente ser diferentes, son otras de las características que se les atribuyen a las víctimas de acoso escolar.

Para 70.4% de los entrevistados, los centros escolares son los lugares donde hay una mayor incidencia de bullying; percepción que se puede contrastar con los estudios de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, que ubican a México en el primer lugar internacional en este tipo de casos entre estudiantes de secundaria.

A su vez, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe señala que 11% de los estudiantes mexicanos de primaria han robado o amenazado a algún compañero, mientras que en secundaria ese porcentaje es de poco más de siete por ciento.

El Conapred recomienda a los padres o responsables de los menores estar atentos a cambios en el comportamiento, humor, sueño o apetito del niño, deterioro de sus pertenencias escolares o personales de manera frecuente, golpes, hematomas, rasguños, negativa a relacionarse o salir con sus compañeros.

También al presentar dolores somáticos como de cabeza, de estómago, no querer asistir a la escuela y que les pidan ser acompañados a la entrada o salida de los centros escolares son otras de señales de alerta de este fenómeno.

Para revertir y prevenir el problema, en el país diversas organizaciones como la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y autoridades educativas realizan acciones para informar a alumnos, a sus familiares y docentes sobre este fenómeno.




Volver arriba