Mexicanos cada vez más conscientes de la educación de sus hijos

 

Prefieren que sus vástagos estudien en el extranjero

MÉXICO (Notimex).- En México, los padres de familia cada vez están más conscientes de empezar a ahorrar para la educación de sus hijos, a fin de que en un futuro sus vástagos tengan garantizada una educación universitaria, reveló un estudio de HSBC.

El director de Distribución de Banca Premier de HSBC México, Eduardo Varón, afirmó que de acuerdo con los resultados del estudio ‘El Valor de la Educación: Un trampolín para el éxito’, hoy en día los mexicanos se preocupan más por garantizar los estudios de sus hijos.

Sin embargo, reconoció que pese a esta mayor conciencia, el principal obstáculo al que se enfrentan los padres de familia en el país, es la falta de planeación, ya que para muchos la prioridad es tener el hijo y posteriormente se preocupan por lo demás.

Varón Patiño, comentó en entrevista con Notimex, que lo adecuado sería empezar a planear a la par de que se acuerda tener un hijo, y si es posible desde que se tiene conciencia de querer formar una familia en el futuro.

Y es que comentó que de acuerdo con la encuesta, aplicada a más de cuatro mil 500 padres de familia en 15 países, 79 por ciento de los entrevistados en México dijo que desean que sus hijos tengan una educación mejor a la que ellos tuvieron.

Por ello, recomendó considerar tres puntos básicos: ahorrar desde muy temprano, ‘lo que están empezando a hacer bien los mexicanos al empezar a ahorrar desde antes para la educación de los hijos’; ver las opciones disponibles tanto en educación (público/privada) como los instrumentos disponibles de ahorro para garantizar los estudios de los hijos; y evaluar dichas opciones.

Subrayó que con base en los resultados del estudio, 99 por ciento de los padres mexicanos entrevistados quieren que sus hijos tengan educación universitaria y más de dos tercios (69 por ciento) tienen la expectativa de que sus vástagos obtengan un posgrado.

La investigación también reveló que 54 por ciento de los padres encuestados hubieran deseado haber empezado a ahorrar para la educación de sus hijos en una etapa más temprana.

De hecho, actualmente 92 por ciento de los padres paga por la educación de sus hijos; 11 por ciento tienen becas y 5.0 por ciento de los vástagos contribuyen a pagar su propia educación, destacó.

El directivo comentó que el interés de ahorrar de los padres es que 71 por ciento de los encuestados en México sienten que la educación en el país carece de los más altos estándares de calidad, si se le compara con la mejor educación disponible en otros países.

Y es que, consideran que Estados Unidos ofrece la calidad más alta educativamente hablando, seguido de Japón, Alemania, Canadá y China.

El estudio mostró que los padres están abiertos a mandar a sus hijos a estudiar al extranjero, 33 por ciento de los encuestados lo considerarían para el nivel preparatoria y 86 por ciento para la universidad.

Por otra parte, reveló que ‘las habilidades de hablar un segundo idioma (67 por ciento) son el beneficio más valorado de estudiar en el extranjero, así como el tener acceso a mayores y mejores oportunidades en la vida’.

Respecto a los resultados generales, el estudio señaló que tres de cada cinco padres de familia (57 por ciento) consideran que el hecho de que sus hijos asistan a una buena universidad los proveerá con las habilidades para competir en el lugar de trabajo; mientras que 40 por ciento cree que además les ofrecerá acceso a mejores oportunidades en la vida.

‘Con base en la investigación, es claro que los padres en todos los países todavía consideran que una buena educación puede mejorar las oportunidades y perspectivas de los hijos en un mundo cada vez más globalizado y competitivo’, explicó Simon Williams, director Global de Banca Patrimonial de HSBC.

Así que el comenzar a invertir a tiempo en la educación de los hijos es clave para obtener los mejores frutos de esos recursos, por lo que ‘nunca es demasiado pronto para comenzar a ahorrar e invertir para la educación de los hijos’, manifestó.

Añadió que aquellos padres que no se preparan adecuadamente pueden ver truncadas sus expectativas en torno a la educación de sus vástagos.

En este sentido, HSBC México ofrece a los padres la oportunidad de invertir los recursos para la educación de sus hijos a través de Becahorro, un seguro dotal que sirve como instrumento de ahorro, con los beneficios de un seguro de vida y que se puede contratar desde dos hasta a 20 años, con pagos anuales, semestrales, trimestrales o mensuales.

Al respecto, Eduardo Varón, refirió que en México, por ejemplo, el costo promedio de una carrera universitaria es de cerca de 650 mil pesos, por lo que si una persona comienza a ahorrar para la educación de sus hijos a los 30 años, con un pago mensual, sin invalidez total y permanente, y sin descuentos, tendría que destinar mil 700 pesos mensuales durante 18 años.

 




Volver arriba