Maestros temen a evaluación; optan por jubilarse

Maestros que temen a evaluación optan por jubilarse

Maestros que temen a evaluación optan por jubilarse

MÉXICO, D.F. (SUN).— La cifra de trabajadores de educación básica que decidieron solicitar su jubilación adelantada se incrementó hasta cinco veces en el país en un año, tras la aprobación de la reforma educativa.

De acuerdo con reportes entregados por la Secretaría de Educación Pública (SEP) a la Cámara de Diputados, en el primer trimestre de 2012 mil 697 trabajadores solicitaron a la dependencia una licencia prejubilatoria.

Para el primer trimestre de 2013 el número creció a más de 2 mil, pero para los últimos tres meses de ese mismo año las solicitudes se dispararon a 11 mil 360. En cifras anuales, casi 27 mil trabajadores optaron por adelantar su jubilación.

El secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Juan Díaz de la Torre, reconoce que las peticiones se incrementaron con la propuesta de evaluación incluida en la reforma educativa aprobada en 2012.

Anticipa que el impacto de la reforma educativa se podrá medir de forma concreta el próximo año, cuando se aplique por primera vez la evaluación a docentes.

La Ley del Servicio Profesional Docente establece que los maestros deberán presentarse a evaluaciones hasta por tres años consecutivos y, en caso de no acreditar, en la primera oportunidad serán asignados a funciones fuera de las escuelas de preescolar, primaria o secundaria.

Sobre el tema, la sección 9 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) aseguró que no hay miedo a la reforma educativa sino a la reforma laboral. “La incertidumbre es lo que nadie quiere enfrentar, principalmente si han sido 30 años o más de trabajo”, señaló el dirigente Enrique Enríquez.- Nurit Martínez




Volver arriba