Imitan a los criminales

Menores cobran "derecho de piso" a sus compañeros

1_020615bullyingunophoto01

El crecimiento del “bullying” ha llevado a las autoridades a considerarlo un caso de salud pública.

Por ejemplo, en el Distrito Federal en 2011 se legisló para aprobar reformas a la Ley de Salud Pública para considerar a esta forma de agresión como un problema de salud en la sociedad.

El objetivo fue realizar políticas públicas para prevenir, atender y erradicar el “bullying” en los planteles escolares. Además, se facilitó la atención psicológica para agresores y víctimas, y dar un enfoque multidisciplinario al problema.

Cuando la salud es afectada y se daña la integridad mental y física de las víctimas, ya no es “un juego de niños” y se convierte en violencia, afirmó Dan Olweus, psicólogo sueco y el primero en investigar dicho fenómeno desde una perspectiva científica.

Según el Observatorio Ciudadano de la Justicia, algunos alumnos de educación primaria y secundaria hacen “cobro de piso” o “cobro de cuotas” a sus compañeros de la escuela, desde 50 centavos hasta cinco pesos por permitirles el paso a los sanitarios o para no intimidarlos en los períodos de recreo quitándoles su desayuno, prácticas que imitan de la delincuencia organizada.

Estas conductas son detectadas principalmente en escuelas de estados del norte del país, como Nuevo León, Baja California y Coahuila, y recientemente en Jalisco, donde grupos criminales cobran cuotas a empresarios y comerciantes para no atacar sus negocios, de acuerdo con las autoridades mexicanas.

Entre los casos extremos del “bullying” en México se encuentra el estudiante de primer año de secundaria, Héctor Alejandro Méndez Ramírez, quien el pasado 14 de mayo fue sometido por cuatro compañeros de la escuela y le hicieron el llamado “columpio”, que consiste en tomar de las extremidades a una persona y lanzarlo, en este caso contra la pared, y después dejarlo caer al piso. Murió luego de sufrir traumatismo craneoncefálico.

En otro caso los cuerpos de Luis Antonio Ortiz Guerra y Andrés Barba Olivas, de 15 años, fueron hallados en una finca en Jalisco. La muerte fue el castigo que recibieron por burlarse y maltratar al hijo de José Ángel Carrasco Coronel, “el Changel”, preso en la ciudad de México por narcotráfico, quien engañó a las víctimas para llevarlos hasta el lugar donde fueron asesinados y enterrados.

También el caso de Carlos Javier Aguilar Ortiz, de 16 años, quien murió asfixiado en su salón de clases luego de que sufrió una “bolita”. Los hechos ocurrieron en el plantel 4 del Colegio de Bachilleres del Estado de Morelos. Según la abogada de la familia, la víctima murió de forma violenta, a causa de asfixia por compresión abdominal.- Karen Díaz Salgado

“Bullying” | México

México ocupa el primer lugar internacional de “bullying” en educación básica.

Un severo problema

El número de menores afectados aumentó en los últimos dos años 10%, al grado de que siete de cada diez han sido víctimas de violencia.

Una epidemia en México

18 millones de alumnos de primaria y secundaria tanto públicas como privadas son víctimas de “bullying”.

Etiquetas: