Banco Santander invertirá 67 mdd en universidades de México

Banco Santander invertirá 67 mdd en universidades de México

RÍO DE JANEIRO  (NOTIMEX).- El Banco Santander destinará 50 millones de euros (unos 67 millones de dólares) para financiar proyectos universitarios en México, relacionados con becas para estudiantes, investigación y modernización de centros de estudio.

El director general del banco y director de la división global Santander Universidades, José Antonio Villasante, declaró a Notimex que ‘la entidad destinará 50 millones de euros a proyectos universitarios en México durante los próximo cuatro años’.

En el marco del Tercer Encuentro Internacional Universia en Río de Janeiro, Villasante apuntó que ese monto podría ‘ser mayor’, porque las universidades del país podrían recibir fondos de otras partidas que el banco distribuye para proyectos en Latinoamérica y España.

La entidad bancaria destinará a México el 7.0 por ciento del presupuesto total, por 945 millones de dólares, que este martes anunció para los proyectos universitarios que apoyará en los próximos cuatro años.

Estos casi mil millones de dólares para el periodo 2014-2018 suponen, según Villasante, un aumento del presupuesto para este tipo de programas en ‘un 35 por ciento respecto a los últimos años’.

El presidente del banco, Emilio Botín, indicó que el 40 por ciento del monto se destinará a becas de acceso y movilidad, el 30 por ciento a fomentar la investigación y el 30 por ciento restante a proyectos académicos y modernización de las universidades.

La presencia de Botín en Brasil no estuvo exenta de polémica, en especial por el rechazo público expresado por la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, a una carta enviada por la división brasileña del banco a sus clientes con rentas altas.
En la misiva, recibida la semana pasada por los clientes del banco que ganan más de 10 mil reales mensuales (cuatro mil 500 dólares), la entidad advirtió del impacto negativo en la economía si Rousseff resulta reelecta en los comicios del 5 de octubre próximo.

En la carta, el banco pronosticaba un ‘escenario de reversión’ con una caída del tipo de cambio, aumento de los intereses y desplome de la bolsa si la mandataria avanza en las encuestas y gana las elecciones presidenciales.
‘Es la opinión de un analista, no del Banco Santander. Hemos tomado medidas internas con esta persona que se saltó las normas’, dijo Botín, visiblemente enojado por la polémica que, aseguró, fue creada por una gestión inadecuada de la información.

‘Esto sucede muchas veces en una empresa del tamaño de la nuestra, donde hay 180 mil trabajadores y estamos presentes en 10 países importantes’, justificó.

La víspera, Rousseff tachó de ‘inadmisible’ la ‘interferencia de cualquier integrante del sistema financiero de forma institucional en la actividad electoral y política’, en referencia a la carta del banco, que ocupó las portadas de la prensa brasileña durante días.

De hecho, el propio Botín admitió que ningún ‘representante del gobierno federal brasileño’ asistió al Tercer Encuentro Internacional Universia, en el que en los últimos dos días participaron más de mil 100 rectores de todo el mundo.

El evento en Brasil, que sucede a las ediciones de Sevilla (España, 2006) y Guadalajara (México, 2010), culminó con la publicación de una Carta de Río en la que universidades de todo el mundo –entre ellas casi 200 de México- se adhieren a unos objetivos generales compartidos.

Algunos de los objetivos son fomentar la creación de un espacio académico iberoamericano con mayor movilidad, reconocimiento de títulos y proyectos comunes de investigación, así como una mayor atención al uso de tecnologías digitales y respeto por el ambiente.

El banco, que trabaja desde hace 14 años en proyectos de apoyo a universidades de todo el planeta, aunque con especial énfasis en Latinoamérica y España, cuenta en su proyecto Universia con mil 290 universidades socias en 23 países iberoamericanos.

Está previsto que, tras Río 2014, el próximo encuentro Universia se celebre en la ciudad española de Salamanca en 2018.




Volver arriba