Agentes de NL dejan lado rudo para prevenir a niños como Polipayasos

(Foto: Internet)

MONTERREY (Notimex).- Agentes certificados de Educación a la Resistencia del Abuso de las Drogas y la Violencia (DARE) dejan su lado rudo en las calles para, como “Polipayasos” y con programas de prevención, evitar que niños de Nuevo León caigan en la drogadicción, actividades delictivas o violencia.

José Guadalupe Castañón Rodríguez, policía tercero de Seguridad Pública de Nuevo León (SSPNL) y coordinador del Programa DARE en el estado, desde 1998 inició con esta estrategia en aras de encauzar de forma divertida a niños desde preescolar a secundaria hacia una cultura preventiva y de valores.

“Formamos parte del Grupo DARE, estamos dentro de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, a través de la Subsecretaría de Prevención y Participación Ciudadana, se están preparando programas preventivos, buscando en los jóvenes o descubriéndoles habilidades de competencia”, señaló a Notimex.

Mientras se transforma de agente preventivo a “Astillín”, su nombre de batalla como “Polipayaso”, comenta que en esta tarea son 11 elementos policíacos “dedicados a esta bonita labor preventiva, 100 por ciento educativa y apoyamos así a la Secretaría de Seguridad Pública”.

“El programa DARE es un entrenamiento para que el joven o niño, en estos casos de preescolar; de Primero a Cuarto grado mantengan un aprendizaje sobre seguridad personal, seguridad infantil; los niños de Quinto y Sexto es también seguridad personal, pero más a tono de la prevención sobre el uso de las drogas de la presión de los compañeros”, explicó.

En el caso de los alumnos de Secundaria, “como ya están más grandes, es también el mismo entrenamiento, pero ya con videos donde ellos ven a otros jóvenes tomando decisiones inteligentes para no caer en el uso de las drogas o de la violencia”, agregó.

Previo a una dinámica con otros Polipayasos en la Primaria “Pablo Livas”, del sur de Monterrey, dijo que “llegamos al salón, nos presentamos con ellos, les decimos qué es lo que vamos a trabajar, que el policía es su amigo”.

“Por eso es la presencia de nosotros en el salón y que nosotros estamos cuidando que no se porte mal la gente en la calle y los que se portan mal los estamos deteniendo”, expone en torno a la dinámica utilizada.

“Nos metemos a la escuela para decirles qué es lo que deben de hacer, para que no te pase nada, para que tengas conocimiento de que la vida es una, no retoña, la salud tienes que cuidarla, para que crezcas sano y puedas sacar adelante a Nuevo León y a México”, subrayó Castañón Rodríguez.

“Cada instructor del programa DARE tiene capacidad para ver 10 escuelas cada dos meses y medio, entre kínder, primaria y secundaria, pero también apoyamos a otras dependencias para dar conferencias, ya sea a los padres de familias, maestros, y también a los jóvenes de universidad o preparatorias”, abunda.

“Los jóvenes logran una comunicación increíble con el policía, que ya cuando ellos nos ven en la calle, nos saludan y se acuerdan de que nosotros le dijimos que se cuidaran y nosotros como policías preventivos, como policías DARE, tenemos que poner el ejemplo, tanto aquí en la escuela, como en la calle, en nuestro entorno”, dice.

“Así que el niño no nada más me ve aquí dentro de la escuela, nos ve también dentro de la calle y nosotros tenemos que comportarnos con congruencia, que el niño, tanto sienta confianza dentro de la escuela y en la calle, según como nos vea, vestidos de policía o de civil”, mencionó.

“Los Polipayasos fue una dinámica que salió a relucir en una escuela, le dije a la encargada en ese momento de hacer un show, porque yo era payaso antes de ser policía, y en agradecimiento a la atención que ellos pusieron, me disfracé de payaso, no se les cobró nada, fue una atención especial”, recordó.

“De ahí se desató el gusto, los maestros nos veían y nos decían ‘implemente este programa en nuestra escuela’, entraron más compañeros policías al grupo de DARE y ellos, vieron el modelo, cómo estaba trabajando como policía y como payaso e inmediatamente ellos me pidieron asesoría”.

“Empezamos a trabajar, a entrenarnos, a hacer dinámicas, cómo poder llegar a los niños para que nos presten atención, y de ahí surgió la idea del polipayaso, estamos hablando desde 1998″, agregó.

A partir de entonces, “han surgido varios oficiales que han pasado, han surgido varios policías que han salido de la Secretaría y han pasado a los municipios y ellos también implementan el programa de polipayasos en escuelas del estado”, puntualiza el coordinador del Programa DARE en Nuevo León. Por Plácido Meléndez Rodríguez, Corresponsal.

Etiquetas:, , ,