Tarjetas siempre a la vista para evitar fraudes

Tarjetas siempre a la vista para evitar fraudes

MÉXICO (Notimex).- Ante el incremento de las reclamaciones por fraudes en tarjetas de crédito en 2013, es necesario que los usuarios tengan siempre a la vista sus plásticos al momento de utilizarlos.

Y es que 72 por ciento de los reclamos tuvieron como origen transacciones realizadas en Terminales Punto de Venta, de acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Asimismo, 26 por ciento de las reclamaciones radicaron en operaciones efectuadas por Internet o compras por teléfono y 2.0 por ciento en cajeros automáticos.

En cuanto a reclamos por posible fraude en tarjetas de débito, 63 por ciento estuvo relacionado con transacciones en Terminales Punto de Venta, 27 por ciento fueron por operaciones en Internet o por teléfono, y 10 por ciento con cajeros automáticos.

En este sentido, la Asociación de Bancos de México (ABM) recomienda que el tarjetahabiente procure que la transacción se haga en su presencia y una vez que se le haya devuelto la tarjeta se asegure que ésta le pertenezca.

Asimismo, sugiere no prestar la tarjeta, ni permitir que otras personas la usen, ni compartir el Número de Identificación Personal (NIP), así como destruirla cuando ésta se haya vencido, se deteriore o se cancele.

Otro consejo es evitar dejar el plástico o documentación personal con firmas en su automóvil, especialmente en los valet parking y en caso de robo o extravío reportarlo de inmediato al banco.

Si se efectúan compras por Internet o vía telefónica, los usuarios no deben proporcionar información de su tarjeta a terceros ni a empresas que no sean reconocidas o de prestigio.

La ABM señala que los usuarios deben evitar responder correos electrónicos de desconocidos y ser cautelosos con la información que proporciona a personas extrañas que le ofrezcan servicios o tarjetas comerciales, bancarias o de descuentos.

En tanto, la Condusef alertó de una nueva práctica de engaño en cajeros automáticos, denominada ‘tallado de tarjeta’, que consiste básicamente en el robo del plástico y del NIP al momento en que el tarjetahabiente utiliza el cajero.

Por ello, el usuario debe abstenerse de hacer alguna operación si al interior o alrededor del cajero hay personas sospechosas.

De igual forma, recomienda nunca permitir la ayuda de personas extrañas, ni distraerse mientras se lleva a cabo la transacción.

Verificar que no haya elementos ajenos o extraños en la ranura de la tarjeta del cajero, y al digitar el NIP se debe tapar el teclado y si el aparato presenta fallas cancelar la operación antes de retirarse, sugirió.




Volver arriba