Reforma marca ‘nueva era’ para México, señala industria química

 * Es un primer paso, ‘su éxito residirá en las leyes secundarias’

MÉXICO (Notimex).- La Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ) manifestó su apoyo a las reformas del sector energético, al considerar que marcan ‘el inicio de una nueva era para el país’.

En un comunicado, expone que dicha reformas ayudarán a hacer frente a los retos que impactan al desarrollo de industrias como la química y la petroquímica, donde hace falta materia prima suficiente y a precios competitivos.

Ante el déficit que enfrenta la industria química se han tenido que hacer importaciones por hasta 30 mil millones de dólares para cubrir 83.7 por ciento de la demanda nacional de productos químicos y petroquímicos.

Dicha cifra, dijo, sería suficiente para construir hasta cinco refinerías o siete complejos petroquímicos de escala mundial, por ello la importancia de replantear las reglas de los esquemas que rigen al sector.

El director general de la ANIQ, Miguel Benedetto, sostuvo que ‘la aprobación de las reformas es un primer paso en la dirección correcta, aunque su éxito residirá en la formulación de leyes secundarias que hagan atractivo al sector para los inversionistas y les otorguen certezas legales’.

En su opinión, dichas precisiones permitirán fortalecer a Petróleos Mexicanos (Pemex) ‘para que pueda producir los hidrocarburos y materiales químicos que el país requiere’.

Desde luego, continúo, para garantizar el aumento en la producción de la paraestatal petrolera es necesario compartir inversiones, riesgos y beneficios con la iniciativa privada.

Expuso que con la correcta instrumentación de estas reformas, la ANIQ y sus empresas socias confían en que se podrá maximizar el valor agregado de los hidrocarburos con los que cuenta México, y se recuperará el papel que el sector químico tenía en la década de los 80 cuando aportaba 10 por ciento del PIB nacional.

La Asociación señala que de contar con leyes secundarias adecuadas, las empresas socias podrían generar la mayor parte de las inversiones necesarias para retomar el camino del crecimiento y aprovechar el potencial que tiene el país.

Precisa que a pesar de que el sector crece de manera saludable a un ritmo de 7.0 por ciento anual, México tiene una balanza comercial negativa, ya que importa 66 por ciento de sus requerimientos químicos y sólo produce el 33 por ciento.

Por ello, la ANIQ extendió su felicitación al Congreso de la Unión por lograr acuerdos que impactarán directamente en el fortalecimiento del Estado y en la autosuficiencia energética que urge en el país.




Volver arriba