Prevén resultados de reforma energética en una década

MÉXICO  (EFE).- La reforma energética aprobada en México comenzará a dar frutos en una década, aunque los precios del gas y electricidad pueden comenzar a bajar en un lapso de 2 a 4 años, estimaron hoy miembros de la Comisión de Energía del Senado.

“Los resultados de la reforma dependerán de la rapidez y la efectividad de las inversiones en estos sectores”, dijo en rueda de prensa el presidente de esta comisión, el senador David Penchyna, del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Penchyna habló sobre el paquete de nueve leyes secundarias de la reforma energética aprobada en diciembre pasado en un encuentro con los medios en los que estuvieron varios senadores, entre ellos Jorge Luis Lavalle, del conservador Partido Acción Nacional (PAN).

La reforma energética, que incluyó cambios a tres artículos constitucionales y estableció 21 artículos transitorios, abrió la industria petrolera a la inversión privada, tras más de siete décadas de monopolio estatal.

Los senadores dijeron que no hay plazo fatal, aunque los coordinadores parlamentarios de los principales partidos plantearon sacar adelante las leyes que reglamentan las reformas en materia política, de telecomunicaciones y energética en tres períodos legislativos extraordinarios entre mayo y junio.

Penchyna afirmó que el calendario establecido por los coordinadores es sólo una sugerencia, aunque reconoció que para junio podría ser aprobadas, y reiteró que están “abiertos al debate”.

En la rueda de prensa también participaron los senadores Manuel Bartlett y Rabindranath Salazar, del Partido del Trabajo (PT) y de la Revolución Democrática (PRD), respectivamente, quienes pidieron un debate más amplio y detallado de las leyes secundarias en materia de energía.

El senador del PRI aseguró que las empresas serán sometidas al mismo régimen fiscal que la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), aunque aclaró que los proyectos de inversión pueden tener una tasa diferente, “pues no es lo mismo invertir en petróleo que en shale gas”. EFE




Volver arriba