Planes privados de pensiones fortalecerán Afores

MÉXICO (Notimex).- A 17 años de distancia, el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) cuenta ya con 50.8 millones de cuentas de las cuales 19 millones reciben aportaciones con un promedio de 42 mil pesos por cuenta, por lo que incentivar a las empresas a formar un Plan Privado de Pensiones potenciaría esos recursos, afirmó Jonathan González Salgado, director de análisis de Vitalis.

El directivo de la empresa especializada en planes de pensiones privados destacó que menos del 1.0 por ciento de los trabajadores hacen aportaciones voluntarias a su plan de pensión.

A esto se suma la movilidad laboral, por lo que los planes privados de pensiones por parte de las empresas fomentarían la permanencia laboral de los trabajadores y aumentarían los recursos destinados, que al momento del retiro, representarán una suma mayor.

Los recursos administrados por las Afores ascienden a un total de 2.2 billones de pesos administrados en 50.8 millones de cuentas. El promedio es de 42 mil pesos por cuenta, los cuales son equivalentes a pagar un salario mínimo durante dos años, destacó.

“Para darnos una idea de cuantas personas entran y salen del sector formal basta con comparar las cuentas administradas de 51 millones con los 19 millones de cotizantes al IMSS e ISSSTE, esto habla de tener una mejor estructura e incentivos para mantener los empleos en la formalidad” resaltó el especialista.

Destacó que el SAR tiene grandes retos para aumentar los beneficios y cobertura con la mayor viabilidad.

“Es imprescindible no sólo aumentar las aportaciones y elevar la edad de retiro tal como lo han hecho otros países, sino una reestructura integral que contemple por ejemplo aumento del empleo formal, incentivos a empresas para implementar planes de pensiones privados y, fomento al ahorro”, entre otros.

Por su parte Abraham Hernández, presidente de Vitalis, destacó que el Banco Mundial recomienda una solución basada en tres pilares: Una Pensión Universal mínima garantizada por el gobierno, lo cual ya está vigente; Un sistema de ahorro obligatorio que puede ser corporativo ó individual; y esquemas de ahorro voluntario.

Uno de los mejores ejemplos de este esquema es el adoptado por Holanda, donde toda la población residente tiene derecho a una pensión mínima pagada por el Estado; más del 95 por ciento de los trabajadores está cubierto con algún plan de pensiones ocupacional; y en promedio, los trabajadores contribuyen con una tercera parte de las aportaciones de manera ‘voluntaria’.




Volver arriba