Mexicanos en el extranjero pueden abrir cuentas bancarias

GUADALAJARA, Jalisco (Notimex).- La Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) dio a conocer la forma en que un mexicano que radica en el exterior podría abrir una cuenta bancaria en México.

La Condusef y el Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IME), informaron que para abrir una cuenta de depósito se toma en cuenta que por disposición oficial, las instituciones deben considerar la matrícula consular como documento válido de identificación personal, que expiden las autoridades mexicanas del lugar de residencia.

En un comunicado, indicaron que para tener una cuenta en México, los bancos solicitarán además de la matrícula, un comprobante de domicilio para recibir correspondencia en México y otro del lugar de residencia en el exterior, a fin de registrarlo en un expediente.

Sugirieron que antes de elegir una institución o alguna cuenta de banco, se debe preguntar si están disponibles para personas que residen en el exterior y comparar costos y servicios, ya que de acuerdo con el tipo de cuenta que se contrate se podrán realizar operaciones.

Si el importe mensual de los depósitos que se planea realizar es menor a 15 mil pesos (tres mil dólares), se debe considerar una cuenta de depósito simplificada o de nivel dos.

Es importante abrir la cuenta en las sucursales de los bancos en donde solicitarán a los interesados: nombre completo, fecha de nacimiento, domicilio en México y una identificación que puede ser la matrícula consular, a fin de confirmar nombre y fecha de nacimiento.

En caso de que se abra la cuenta con instituciones ‘corresponsales’ como: Telecomm, tiendas de conveniencia, farmacias, por mencionar algunas, solicitarán: nombre completo, género, entidad federativa de nacimiento, fecha de nacimiento y domicilio en México, así como una identificación que puede ser la matrícula consular.

Se hará entrega de una tarjeta de débito y CLABE, que se podrá utilizar para recibir y realizar transferencias, incluyendo la ‘domiciliación’ para el pago automático de servicios.

Si no se quiere tener ninguna restricción en el importe de los depósitos que se desea realizar mensualmente, se debe contemplar una cuenta de depósito tradicional (sin límite en el monto de depósitos o saldo de la cuenta), para lo cual toma en consideración lo siguiente:

Unicamente se podrá abrir la cuenta en las sucursales de los bancos, donde solicitarán documentación e información como: nombre completo, género, fecha de nacimiento, entidad federativa de nacimiento, país de nacimiento, nacionalidad, ocupación, domicilio del lugar de residencia, número de teléfono y correo electrónico, entre otros.

Asimismo, la institución solicitará una identificación oficial para lo cual, se podrá utilizar la matrícula consular, CURP, comprobante de domicilio con antiguedad no mayor a tres meses y se deberá llenar una solicitud de apertura de la cuenta.

Se hará entrega de una tarjeta de débito y, en su caso, una chequera; entregarán CLABE, que se podrá utilizar para recibir y realizar transferencias de fondos dinero, incluyendo la domiciliación para el pago automático de servicios.

Asimismo, se podrán realizar operaciones por Internet y teléfono móvil, si se necesita que un familiar tenga una tarjeta adicional se podrá solicitar.

Cabe mencionar que algunos de los servicios antes mencionados, pueden generar una comisión, por lo que se recomienda la Cuenta Básica para el público en general.

Esta cuenta no genera comisiones, ni requiere de un monto mínimo de apertura, sin embargo, se deberá cumplir con el “saldo promedio mensual mínimo” requerido, que indique la institución con la que se contrate.

El documento resaltó “recuerda que cuando contrates cualquier cuenta de depósito, te recomendamos designar a tus beneficiarios para que, en caso de fallecimiento, ellos puedan disponer de los recursos de la cuenta”.



Volver arriba