Más créditos flexibles

Hacienda afirma que habrá mayor apoyo de la banca

El secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso, ayer durante el lanzamiento del nuevo programa Impulso Energético

MÉXICO.- La reforma financiera tiene el objetivo claro y contundente de que en México haya más crédito y más barato, especialmente para las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMes), dijo ayer el secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray Caso.

“Lo que busca la reforma financiera es generar condiciones para que la banca preste más y sea un verdadero aliado del crecimiento económico, particularmente de las PyMeS en los distintos sectores económicos y en todas las regiones del país, para lo cual se induce más competencia entre los bancos”.

Se fortalece el Estado de Derecho para reducir el costo de prestar y de recuperar un crédito y, añadió, algo muy importante hoy empieza a materializarse: se le da un nuevo mandato, más flexibilidad y mayores facultades a la banca de desarrollo.

Al participar como testigo presencial durante el evento de la firma del programa “Impulso Energético” entre el director de Nacional Financiera, Jacques Rogozinski, y el director general de HSBC, Luis Peña, añadió que México se está transformando, y se ha decidido a cambiar.

México está dando los pasos para crecer de manera vigorosa, no sólo en los próximos meses, o años, sino en las próximas décadas, dijo.

“Las reformas que han sido aprobadas en este breve periodo de tiempo, significan que México está decidido a hacer las cosas de una manera distinta, aprovechando la estabilidad económica que hemos logrado construir en los últimos 20 años.

“Aprovechando que somos un país abierto al mundo, al comercio y a los mercados financieros, ahora México está dando los pasos para crecer vigorosamente en las próximas décadas. Ese es el objetivo fundamental de las reformas estructurales que han sido aprobadas por el Congreso de la Unión y que ahora le toca poner en práctica al gobierno de la república, al sector privado, y a la sociedad mexicana”, enfatizó.

Mediante el programa “Impulso Energético” se cristaliza en efectos concretos, en créditos específicos, los resultados de las reformas financiera y energética.

Una banca de desarrollo, dijo, que debe hacer equipo con la banca comercial y con el resto del sistema financiero, como se ve en el programa “Impulso Energético”.

Este programa busca apostarle a las empresas mexicanas, particularmente a las PyMes para que se capitalicen, participen y sean exitosas en los espacios que abre la reforma energética, dijo.

Videgaray Caso agregó que para que este programa sea una historia de éxito se requiere que la reforma energética también impulse el contenido nacional, y que tal como lo mandata la Constitución, sea una oportunidad de crecimiento, desarrollo e innovación para miles de empresas mexicanas que participen en toda la cadena de valor; en el sector de hidrocarburos, petróleo, gas y electricidad.Por eso, puntualizó el programa “Impulso Energético” pone el ejemplo a seguir para otras instituciones de la banca de desarrollo y de la banca comercial.”Es un programa innovador, que representa una oportunidad concreta para financiar a los talentosos empresarios mexicanos que están dispuestos a tomar riesgo, a invertir, a generar empleos en el sector energético mexicano, en el que Nacional Financiera participará con aproximadamente, un poco más de 6 mil millones de pesos en garantías.”Estimamos que serán más de mil empresas las que serán beneficiadas, y serán empresas que participarán en toda la cadena de valor, no solamente los proveedores de la Comisión Federal de Electricidad o de Petróleos Mexicanos podrán acceder a un crédito derivado de este impulso energético”, indicó.Podrán participar todos aquellos que estén en el sector energético, tanto en la proveeduría como siendo clientes o innovando, a partir del nuevo marco institucional que ya ha sido aprobado y está vigente, y de las leyes secundarias que actualmente se discuten en el Congreso de la Unión, concluyó.




Volver arriba