Las familias gastarán más

Las nuevas tasas arancelarias, un freno al consumo

MÉXICO.- En 2014 los hogares mexicanos gastarán en promedio 971 pesos adicionales a los que erogaron en 2013, como consecuencia del gravamen de 8% a los productos de alto contenido calórico, de 16% a los alimentos para mascotas y el impuesto de un peso por litro a las bebidas endulzadas, anticipó la investigadora de mercados Kantar Worldpanel.

Estas nuevas tasas impositivas forman parte de la reforma fiscal que aprobó el Congreso hace unas semanas, informa el sitio de internet CNNExpansión.

La consultora se basó en el consumo promedio del canasto de compras de 8,500 hogares mexicanos en más de 20,000 ciudades del país, a la que aplicó el incremento de los impuestos para 2014, lo que reveló que si las familias mexicanas mantienen su mismo volumen de compras de productos podrían reportar un alza de 12.6% anual en su gasto frente a lo que erogaron este 2013 por los artículos mencionados.

Fabián Ghirardelly, director comercial de Kantar Worldpanel México, detalló que si los consumidores mantienen sus hábitos de compra y si se reporta un alza en los precios, es probable que se encarezcan al menos 20 categorías de productos, de más de 70 que analiza la consultora.

“Al elevar los precios, en función de los impuestos que aprobó la reforma, lo que obtuvimos es que los hogares mexicanos estarían gastando 971 pesos más en 2014 para poder abastecerse de 20 categorías distintas de productos”, explicó.

Entre los productos que reportarán posibles alzas destacan artículos como los postres en polvo y fríos, alimentos para mascotas, refrescos, las bebidas saborizadas, energéticas, néctares y jugos.

“Actualmente estas 20 categorías significan alrededor de 25% de los gastos que realiza un hogar promedio mexicano”, refirió el directivo.

Fabián Ghirardelly anticipó que es posible que las productoras de alimentos procesados opten por reducir las porciones de sus productos o decidan utilizar sustitutos endulzantes no calóricos en un afán por eludir el nuevo gravamen y con ello tratar de evitar un impacto en sus ventas.”La diferencia de esta reforma es que incluye impuestos en muchas categorías que le afectan a distintos productos, a distintos integrantes del hogar y de manera muy diferentes a cada consumidor, pues hablamos de muchísimas opciones de compra”, agregó.”Hay otras cosas básicas como el aumento en los precios del Metro, que también impactarán al mexicano promedio, por tanto el escenario es complejo ahora como para anticipar qué pasará con el consumo, de manera que sólo sabremos qué pasará hasta el próximo año, porque por ahora hay mucha incertidumbre”.Kantar Worldpanel ya había detectado este año que el consumidor mexicano se mostraba muy cauteloso con su consumo, al disminuir la frecuencia o volumen de compra de ciertos productos, una tendencia lo que podría agravarse en 2014.”Este año encontramos que el comprador mexicano no está gastando más que en 2012. Empezamos a ver cómo al incrementar los precios estamos comprando menor cantidad de algunos canastos como lácteos y bebidas”, afirmó en su momento Ghirardelly. Señaló que en el último trimestre detectaron algunas signos de un ambiente recesivo. Las notas de compra son menores, pero se hicieron más viajes de compra.Este tipo de reacciones se vieron en 2009 por la crisis, y los primeros cambios de hábitos fueron justamente migrar a canales informales como la tiendita de la esquina llevando poco, lo que se reflejaba en más viajes y notas de consumo más bajas.

México | Impuestos

Los hogares gastarán en promedio 971 pesos más por artículos que serán afectados por nuevos impuestos.

Cauteloso

Kantar Worldpanel detectó que el consumidor mexicano se muestra cauteloso con su consumo, al disminuir la frecuencia o volumen de compra de ciertos productos, tendencia que podría agravarse en 2014.

Menos

Al incrementar los precios se compra menos, como lácteos y bebidas.




Volver arriba