Insuficiente avance

Un análisis señala que la economía del país sigue débil

Un análisis del Ceesp señala que la actividad en los comercios disminuyó durante el primer mes del año

MÉXICO (Notimex).- El entorno económico se mantiene débil y los resultados de los indicadores publicados en los primeros dos meses están lejos de confirmar una mejora significativa que pudiese llevar a una tasa de crecimiento de 3.9 por ciento para todo 2014, refirió el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (Ceesp).

En su reporte semanal “Análisis económico ejecutivo”, aclara que aunque se aprecia que el entorno comienza a fortalecer la perspectiva de que en los siguientes meses se podrá observar un mayor dinamismo de la actividad económica, no es suficiente para elevar el ritmo de crecimiento.

“Crecer por arriba de 3% en 2014 es favorable, aunque insuficiente para mejorar la situación de los hogares y mejorar las expectativas para el mediano y largo plazos”, subraya el organismo investigador del sector privado.

Refiere que entre los resultados más representativos en este contexto está el de trabajo formal en febrero pasado, pues según el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se registraron 117 mil 380 nuevos empleos urbanos en el mes, después de que en enero sólo se observara un aumento de cuatro mil 228 nuevos registros.

Además la producción industrial, que podría marcar el inicio de un mejor desempeño de la economía en su conjunto, reportó un avance anual de sólo 0.7% en enero.

En su opinión, esto respondió a dos factores, por una parte, al efecto climatológico que afectó la actividad productiva de Estados Unidos y por ende la demanda de productos mexicanos, y por otra, el retraso en la recuperación del sector construcción, que según los datos sigue reflejando un retraso en el ejercicio del gasto público.

La razón principal de su resultado negativo fue la caída de 10.5% en el rubro de construcción de obras de ingeniería civil, que se relaciona sobre todo con obras de infraestructura como puentes, carreteras, presas, vías férreas, centrales eléctricas y puertos, anota.

El Ceesp también expone que la actividad comercial, como ya se anticipaba después del aumento de precios que propició la reforma tributaria, reportó también un mal inicio de año.

Cifras oficiales señalan que en enero las ventas de establecimientos comerciales al menudeo tuvieron una disminución anual de 0.3%, lo que significó la primera variación negativa para el mismo mes en los últimos cuatro años. Si se excluyen los años en que la economía mexicana estuvo en crisis (2009-2010), no se veía una variación negativa en enero desde 2002, señala. Cifras de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (Antad) confirman la debilidad del mercado interno, pues en febrero se observó que las ventas a tiendas iguales tuvieron una baja anual en términos nominales de 0.2%, en tanto que las ventas a tiendas totales aumentaron 4.2%. Sin embargo, al excluir el efecto inflacionario, los resultados en ambos casos son negativos, precisa el organismo. “En general las expectativas no apuntan hacia una recuperación importante de la actividad económica. La confianza de los consumidores y empresarios sigue siendo negativa y los especialistas continúan ajustando a la baja sus pronósticos de crecimiento del PIB”, refiere. Las autoridades, por su parte, confían en que las reformas aprobadas estimularán un mayor dinamismo de la actividad económica. Si bien no se requiere mucho esfuerzo para lograr una tasa de crecimiento de la economía por arriba de 3% para este año, debido a la baja base de comparación, sí es un hecho que se deben hacer esfuerzos adicionales para que ese dinamismo se apoye en bases sólidas sin tener que depender de factores inerciales, subraya. En su opinión, lograrlo dependerá en buena medida del impulso que provenga de la aprobación de las leyes secundarias pendientes y del dinamismo de la inversión privada que, en buena medida, responderá a una mejora de las expectativas. Asimismo, del repunte del gasto en consumo de los hogares, así como de factores como un mejor desempeño de la industria de la construcción y del aumento de la actividad exportadora no petrolera. Para el Ceesp, un factor que sin duda es de mucha ayuda, es la asignación eficiente de los recursos del sector público. En este contexto, añade el organismo, será de mucha ayuda el portal que dio a conocer la Secretaría de Hacienda para darle seguimiento, en principio, a la asignación de los recursos mediante el ramo 23, previsiones salariales y económicas, un buen avance en transparencia, aunque debería extenderse a todos los rubros de gasto.




Volver arriba