Hacienda también recorta

Baja de 3.9 a 2.7% su expectativa de la economía este año

MÉXICO.- La Secretaría de Hacienda recortó ayer su expectativa de crecimiento para la economía, de 3.9% a 2.7%, una baja de 1.2 puntos porcentuales, según informó “El Economista”.

De esta manera se confirma que México no logra impulsar su crecimiento económico, pese a la aprobación de una serie de reformas estructurales y a una expansión del 1.8% del PIB para el primer trimestre del año.

(Apenas el miércoles el Banco de México anunció un recorte de su pronóstico de un rango de entre 3 y 4% a uno de entre 2.3% y 3.3%).

Ayer, Fernando Aportela Rodríguez, subsecretario de Hacienda, señaló que el recorte de ayer no significa que la economía se encuentre estancada o saliendo de una recesión, como dijeron distintos órganos públicos y empresariales.

El dato del Inegi sobre el crecimiento del PIB para el primer trimestre del año poco ayudó al gobierno a mantener su previsión del 3.9% para la economía en 2014, pues resulta “insuficiente”, según Hacienda, como también es insuficiente la nueva expectativa para los futuros de la economía de México.

“De acuerdo con el dato presentado por el Inegi, la Secretaría de Hacienda revisa su pronóstico de crecimiento a 2.7%”, explicó Aportela Rodríguez.

“Resulta insuficiente (el nuevo pronóstico del 2.7%)… pero al final de cuentas es ligeramente superior a lo que fue el promedio de crecimiento en los últimos 14 años y ahora hay que ir hacia adelante para fortalecer el crecimiento con las reformas estructurales, que buscan elevar de manera sostenida ese aumento y el nivel de vida para todas las personas, independientemente de su nivel de ingresos”, señaló el subsecretario.

Fernando Aportela remarcó que los factores externos ocasionaron que Hacienda ajustara su expectativa de crecimiento para la economía, así como los nuevos impuestos aplicados a alimentos como las bebidas azucaradas y los considerados como chatarra.

Estados Unidos presentó un crecimiento del 0.01% en el primer trimestre, por lo que tuvo que ajustar su expansión económica del 2.7% al 2.4% para todo el 2014, lo que repercutió en la economía de México.Los efectos negativos de la reforma fiscal igualmente pegaron al desempeño de México, pero tales impactos han comenzado a disiparse y a la par, la inflación también se mantiene a la baja mientras que el empleo se recupera.”Hacia el mes de abril se comenzó a observar que estos efectos (de la reforma fiscal) comenzaron a disiparse y que son transitorios. El consumo se va a ir fortaleciendo en el tiempo”, dijo el subsecretario de Hacienda en conferencia desde Palacio Nacional.Ya un día antes, el banco central había ajustado su expectativa para la economía del país de entre 3% y 4%, a un parámetro de entre 3.3% y 2.3%, como resultado de que la economía no logra calentarse por debilidades en el mercado interno y los problemas económicos en Estados Unidos.En 2013, tanto el Banco de México y la Secretaría de Hacienda ajustaron constantemente la expectativa de crecimiento, desde 3.5% previsto al comenzar ese año, a 1.1% que al final logró México en su desempeño durante 2013.

Reporte del Inegi

Ayer mismo el Inegi, en su reporte trimestral sobre el PIB, señaló que la economía se expandió 1.8% en el primer trimestre de 2014 frente al mismo lapso del año pasado.

El Instituto indicó que de acuerdo con cifras desestacionalizadas -es decir, sin considerar variables que presentan patrones estacionales-, el PIB creció 0.28% entre enero y marzo de 2014, en comparación con el último cuarto de 2013. El Banco de México esperaba una expansión del 0.6% en el rubro desestacionalizado.

Por sectores, añadió la dependencia, las actividades terciarias se expandieron 0.20% en el primer trimestre del 2014, mientras que las terciarias crecieron un 0.07% en el periodo.En el terreno negativo se ubicaron las actividades primarias, luego que éstas disminuyeron un 0.01% al comienzo del año.A tasa anual, las actividades agropecuarias aumentaron un 4.86%, mientras que las relacionadas con los servicios y la industria se expandieron un 1.84 y 1.58%, respectivamente.”En su comparación anual y con datos originales, el PIB avanzó 1.8% en el primer trimestre de este año en relación con igual lapso de 2013″, dijo el Inegi respecto al dato que la autoridades hacendarias esperaban para mantener o modificar su pronóstico de crecimiento para 2014.

El Inegi especificó que el resultado del PIB a tasa anualizada fue influido por la Semana Santa, luego de que en 2013 este periodo cayó en el trimestre enero-marzo mientras que en 2014 cayó en el segundo trimestre, lo que dio más días laborales al primer cuarto del año.

Por tanto, añadió la dependencia, la economía avanzó 0.64% a tasa anual.

La economía del país creció 1.1% en todo el año 2013.




Volver arriba