Hacienda prevé más inversión y consumo con acuerdo tributario

Hacienda prevé más inversión y consumo con acuerdo tributario

Mantiene expectativa de crecimiento y de recaudación por reforma hacendaria 

MÉXICO (Notimex).- El Acuerdo de Certidumbre Tributaria (ACT), suscrito por el gobierno federal, tendrá un efecto positivo sobre la inversión en el país y el consumo de los hogares, destacó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

El subsecretario de Ingresos de la dependencia, Miguel Messmacher Linartas, anticipó que este inédito ‘pacto fiscal’, mediante el cual el gobierno se compromete a no modificar al marco tributario en el periodo 2014-2018, alentará el consumo de bienes durables que implican erogaciones importantes para los hogares, como el automóvil o la vivienda.

En entrevista con Notimex, aceptó que aunque el gobierno federal se comprometió a no proponer nuevos impuestos, ni incrementar tasas ni cambios a los beneficios y exenciones existentes, está latente la posibilidad de que el Poder Legislativo haga propuestas al respecto.

Sin embargo, consideró, la reforma hacendaria recién aprobada es ‘adecuada’ y elevará la recaudación de forma adicional en 2.5 por ciento del PIB hacia 2018, ante lo cual el Congreso tendría que cuidar que cualquier modificación que se haga no altere las estimaciones de ingresos ya esperadas, e incorporadas en las proyecciones de gasto público.

‘El Legislativo puede realizar todas las modificaciones que considere pertinente (a la reforma hacendaria), pero nosotros sí estimamos que en buena medida la reforma se mantenga en los términos en que fue aprobada dado que, de hecho, ya hubo un proceso bastante intenso de análisis y discusión’, argumentó.

Pese a esta posibilidad y ante el débil crecimiento registrado por la economía mexicana, aclaró que la SHCP mantiene su expectativa de recaudación adicional por la reforma hacendaria y pronóstico de crecimiento de 3.9 por ciento para este año.

‘Nos parece todavía prematuro modificar la estimación de crecimiento de la Secretaría’, dijo al exponer que probablemente parte de la debilidad económica observada hacia finales del año pasado y al inicio de éste se asocie a los problemas climáticos en Estados Unidos, donde se presentó el peor invierno de los últimos 30 años.

El funcionario federal explicó que estos problemas climáticos generaron un efecto sobre la actividad económica de Estados Unidos, pero la Reserva Federal (Fed) de ese país se espera que éste sea transitorio.

Señaló la Fed reconoció la afectación a la actividad económica de Estados Unidos por el clima invernal extremo de inicio de año, pero también estimó que la fortaleza subyacente de la economía estadounidense permitirá un crecimiento más elevado que contribuirá a mejorar su mercado laboral y, por ello, seguirán recortando el estímulo monetario en ese país.

El subsecretario de Ingresos mencionó que para la economía mexicana se espera un escenario similar, pues así como pudo haberse observado cierta debilidad hacia finales del año pasado e inicios de 2014, una parte importante de eso está relacionado con este choque climatológico reportado en Estados Unidos.

Así como la Fed estima que el crecimiento de Estados Unidos se acelerará durante 2014, ésa sigue siendo la expectativa del gobierno mexicano y de los analistas privados, ‘que a fin de cuentas siguen pronosticando un crecimiento más alto que el año pasado’, puntualizó.

Messmacher Linartas precisó que si bien los analistas privados han revisado a la baja algunas de sus estimaciones, éstas siguen siendo de un crecimiento más alto que la tasa de 1.1 por ciento que se observó en 2013 para la economía mexicana.

Sobre la recaudación, afirmó que en enero de este año se vio un resultado muy bueno, ya que tuvo un incremento significativo, y los ingresos estuvieron ligeramente por arriba de lo previsto originalmente.

‘En ese contexto, no estamos previendo por el momento el tener que realizar modificaciones a nuestras estimaciones de ingresos, que la verdad que para el primer mes del año, que ya es la información pública, tuvieron un resultado favorable, y la información oportuna que es que la recaudación se está manteniendo’, destacó.

Anticipó que en los próximos meses, la recaudación deberá reflejar los efectos de la reforma hacendaria, pues los resultados que se conocen hasta ahora apuntan a que se están cumpliendo los objetivos de recaudación por este cambio estructural, que para este año es de 1.0 por ciento adicional y de 2.5 por ciento hacia 2018.

A casi un mes de que el gobierno federal suscribió el pacto fiscal, Messmacher Linartas afirmó que en general la respuesta ha sido bastante positiva, toda vez que representantes de distintos grupos sociales y empresariales han expresado que la intención de dar certidumbre acerca del marco tributario es un avance significativo de parte de las autoridades hacia la sociedad.

Subrayó que esta es la primera vez en la historia del país que hace un acuerdo de este tipo, y aunque no hay estimaciones precisas, a partir de diversos análisis se ha encontrado que la reducción de la incertidumbre tributaria tiene efectos positivos tanto sobre la inversión como el consumo.

En particular, dijo, incentiva el consumo de bienes durables que implican gastos importantes para los hogares, como la compra de un automóvil o de vivienda y, en ese sentido, ‘sí estamos esperando el que se observen efectos positivos como resultado del acuerdo, si bien no tenemos una estimación precisa debido al hecho de que es algo inédito en la historia del país’.

Expuso que todos cambios significativos que se han dado en el marco fiscal en el país, y en particular todas las reformas hacendarias, han derivado de propuestas del Poder Ejecutivo y no del Legislativo, aunque éste último es el que las analiza, les hace las modificaciones y ‘tiene la última palabra sobre cualquier reforma’.

Comentó que, en general, cuando hay incrementos en impuestos y cambios significativos en las bases tributarias, estos tienden a derivar de iniciativas del Ejecutivo porque éste es el que asume el costo que pudieran tener algunas de estas propuestas, pero también los beneficios.

No obstante, precisó, aunque el ACT es un compromiso del gobierno federal, existe la posibilidad de que el Legislativo proponga cambios al esquema tributario vigente en los próximos años, pero subrayó que en la historia reciente del país no se han observado casos en donde por iniciativa de los legisladores se hayan dado cambios mayúsculos al marco fiscal.

Aunque senadores del PAN han presentado una iniciativa que pretende eliminar el nuevo Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) y regresar al esquema de Régimen de Pequeños Contribuyentes (Repecos), señaló que para la SHCP, la reforma hacendaria aprobada el año pasado fue adecuada.

Los legisladores, refirió, ya ponderaron la reforma en su conjunto y realizaron las modificaciones que consideraban eran oportuna en el momento de su aprobación y, por ello, la Secretaría de Hacienda no prevé que se le vayan a dar cambios adicionales significativos.

Reconoció que los legisladores están en su facultad de presentar iniciativas, pero una vez que terminen el proceso legislativo de las mismas, le toca al gobierno federal, ‘a través de la figura Presidencial y sus capacidades de veto o no’, decidir si se está de acuerdo con ellas.

El funcionario descartó que haya sido prematuro suscribir este Acuerdo de Certidumbre Tributaria, porque ‘es apropiado’ que la sociedad conozca que el gobierno federal no propondrá ningún incremento en impuestos ni establecer gravámenes adicionales.

 




Volver arriba