Escaso pago electrónico

Agustín Carstens comparece antela Cámara Baja

El presidente de la CNBV, Jaime González Aguadé (izquierda), y el gobernador del Banxico, Agustín Carstens Carstens, ayer, ante diputados

MÉXICO (Notimex).- Los sistemas de pagos electrónicos están rezagados en México, pues la penetración del mercado de tarjetas es inferior a lo que se observa en otros países, señaló el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens.

Al comparecer ante la Comisión de Hacienda de la Cámara Baja, expuso que el número de tarjetas por habitantes en México es de 1, con un rezago de 52% respecto a la media internacional, que es de 1.6 tarjetas.

En tanto, el país tiene sólo 5,346 terminales puntos de venta (TPV), es decir, hay una brecha de 184% respecto a los 15,188 del promedio internacional, agregó al exponer la nueva regulación que emitió el Banxico junto con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), en cumplimiento a lo dispuesto por la reforma financiera.

Al explicar las disposiciones sobre cámaras de compensación para pagos con tarjetas, expuso que el rezago en el pago por esa vía al año por habitante es de 317% respecto a la media, mientras que el valor de las transacciones con tarjeta como proporción del consumo privado en México es de 9 por ciento, en tanto que a nivel internacional es de 35 por ciento.

“Sin duda es claro que tenemos un rezago muy importante y tenemos que hacer un diagnóstico para después tomar las medidas que remedien esta circunstancia”, señaló Carstens en la comparecencia conjunta con el presidente de la CNBV, Jaime González Aguadé.

Cartstens detalló que entre las causas del rezago de los sistemas de pago electrónicos están las restricciones contractuales a la participación en servicios, tanto de emisión de tarjetas como de recepción de pagos, y la integración vertical en el mercado de los grandes bancos.

Además, altos costos de operación que inhiben las transacciones de montos bajos; precios diferenciados en función de características particulares de los participantes; y pocos incentivos para generar y adoptar innovación.

Ante ello, expuso, las reglas aplicables a las cámaras de compensación para pagos con tarjetas tienen como objetivo principal reducir los cosos y mejorar los servicios para el usuario final y, con ello, incrementar el bienestar social a través de una mayor competencia entre cámaras.Carstens puntualizó que la regulación busca impedir el establecimiento de barreras a la entrada; evitar distorsiones de precios y falta de transparencia en cobros; facilitar la innovación, y fortalecer la seguridad y el manejo de riesgos de las cámaras de compensación.El funcionario apuntó que con esta reglas se pretende reducir los costos y mejorar los servicios para el usuario final y, sobre todo, también dar garantías y seguridad, y que de esa manera la reforma financiera realmente impulse el crecimiento y haga más eficientes los pagos en México.Entre los beneficios esperados de esta regulación están la reducción de los costos que se repercuten a los tarjetahabientes; menores tasas de descuento que pagan los comercios; mayor acceso a los servicios de recepción de pagos con tarjetas a comercios que tienen transacciones promedio bajas.También, la inclusión en la red de segmentos de negocios desatendidos; eliminación de políticas de precios discriminatorias; y mayor seguridad y calidad del servicio que se presta a usuarios finales.El banquero central destacó que la reforma financiera fue “de gran calado” y las reglas emitidas sobre las cámaras de compensación para pagos con tarjetas fueron al fondo del asunto, y confió en que habrá resultados más tangibles dentro de seis u ocho meses.

Por su parte, el presidente de la CNBV, Jaime González Aguadé, explicó las disposiciones de carácter general aplicables a las redes de medios de disposición, que regulan los términos y condiciones en que se prestan servicios en esas redes.

En la comparecencia conjunta con Carstens, que se prolongó por tres horas, dijo que el objetivo de estas disposiciones es fomentar la competencia, ampliar la infraestructura, reducir cobros y comisiones, permitir un acceso libre y no discriminatorio, y velar por los intereses de los usuarios finales.

Para ello, a través de las disposiciones se prohíben las políticas discriminatorias en el acceso a la red de tarjetas o de cláusulas de exclusividad en los contratos, y se promueve la inclusión de un mayor número de participantes en la determinación de precios en la red.

También se procura que los usuarios tengan información completa sobre los servicios que reciben, y prohíbe el empaquetamiento forzoso de productos o aquellos esquemas de precios que impidan el sano crecimiento de los pagos con tarjeta.

Banxico | Comparecencia

Dos funcionarios federales comparecieron ayer ante los diputados federales.

Menos competitividad

El gobernador del Banco de México señaló que las pequeñas empresas, al estar al margen de la utilización de pago con tarjetas, reducen su capacidad competitiva, aunque admitió que tampoco el sistema habría establecido reglas e incentivos para impulsar su acceso a ello.

Piden más información

Diputados de todas las fracciones solicitaron a Cartstens y Jaime González Aguadé que les explicaran cómo está funcionando y qué hacen desde sus respectivos ámbitos de competencia para lograr un sistema financiero más transparente y eficaz.

“Histórico”

El presidente de la Comisión de Hacienda, José Isabel Trejo Reyes, del PAN, calificó de “histórica” la comparecencia del gobernador del Banco de México y del titular de la CNBV.

Comparecencia

“Si bien ya han acudido a la Cámara de Diputados para reunirse con legisladores, como ocurrió en 2008 con algunos coordinadores de los grupos parlamentarios, nunca ha sido en calidad de comparecencia”, refirió el panista.




Volver arriba