En 2020, libre importación y comercialización de gasolinas: Sener

El alto precio de las gasolinas, motivo de uno de los cuestionamientos

MÉXICO (Notimex).- El secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, señaló que a partir del 31 de diciembre de 2019 se abriría el mercado de las gasolinas a la libre importación y comercialización, con lo que los usuarios podrían en 2020, tener acceso a diferentes calidades, precios y marcas del combustible.

En el Foro Banorte Estrategia México 2014, el funcionario se refirió a la legislación secundaria en materia energética, donde señaló que el próximo año los precios de las gasolinas y diésel irían a la baja, debido a que la Secretaría de Hacienda fijará precios máximos a estos hidrocarburos.

Reiteró que a partir de 2015 se pondrá fin a los ‘gasolinazos’ y el ajuste al precio de las gasolinas y el diesel será proporcional a la inflación anual, con lo que habrá aumentos más moderados en estos hidrocarburos.

Coldwell resaltó que los consumidores verán el primer cambio porque se pasará de un sistema de precio único de gasolina, que no puede ser ni más ni menos que el que fije la Secretaría de Hacienda para pasar a un precio máximo, de tal manera que podrá haber competencia de precios a la baja entre gasolineras.

Puntualizó que en 2017 se permitirá competencia de marcas con lo que los expendios de gasolina podrán competir entre sí a partir de marcas propias y diferenciándose unas de otras por calidad de servicio y por mejores precios que brinden.

En el segundo día de trabajos del Foro Banorte, que esta tarde será clausurado por el presidente del Consejo de Administración del Grupo Financiero Banorte, Guillermo Ortiz, el secretario de Energía dijo que la propuesta es que la apertura del mercado de gasolinas y diésel sea gradual.

En ese sentido, resaltó que los plazos tendrán que ajustarse con el Congreso, ‘y es posible que sean un poco más estrechos a lo que lleva la propuesta que hemos presentado al Congreso’.

Destacó que entre los beneficios de la reforma energética es la reducción gradual de los precios de la luz y el del gas a más tardar dos años después de la entrada en vigor de la legislación secundaria.

‘Esperamos generar 500 mil empleos adicionales en 2018 y 2.5 millones hacia el 2025, un punto adicional de crecimiento del PIB hacia el 2018 y dos por ciento adicional en el 2025′, resaltó.

Aumentar la producción nacional de fertilizantes a precios competitivos y evitar la importación de este insumo por 400 millones de dólares anuales, frenar la caída de la producción de petróleo y aumentarla en 500 mil barriles hacia el 2018 y llegar a un millón de barriles más hacia el 2025.

Incrementar la producción de gas natural de cinco mil 700 millones de pies cúbicos diarios en 2013 a ocho mil millones de pies cúbicos diarios en 2018 y 10 mil 400 millones en 2025 junto con la expansión de 10 mil kilómetros del sistema nacional de gasoductos.

Otra vertiente de la reforma, expresó, es que se cumple la promesa del presidente Enrique Peña Nieto de que no se privatizarán Petróleos Mexicanos ni la Comisión Federal de Electricidad, sino que se fortalecerán, se convertirán en empresas productivas del Estado y serán ciento por ciento propiedad de la nación con autonomía presupuestal.

El Estado participará más como propietario, pero dejará de intervenir en la operación directa de las empresas que contarán con un nuevo Consejo de Administración. ‘Entendemos que la energética es una reforma complicada y controvertida, pero estamos seguros que estamos avanzando en la ruta correcta’, concluyó.

 




Volver arriba