Empresas de poca "vida"

Empresas de poca “vida”

La falta de planes en las compañías augura la quiebra

Las empresas no logran consolidarse debido a la falta de planes estratégicos para  un mayor desarrollo

MÉXICO (Notimex).- De cada 400 empresas nuevas que se crean en México sólo 10 por ciento sobrevive a los primeros tres años y la mitad de éstas supera la década, reveló un estudio del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

El presidente del IMEF, Daniel Calleja Pinedo, expuso que el cierre de las empresas se debe principalmente “a la falta de rumbo claro, visión de cuánto se quiere lograr y la inexistencia de un plan que indique cómo hacerlo”.

El análisis realizado por el Comité Nacional de Gobierno Corporativo del IMEF indica que sólo 60% de las empresas sobrevive a una segunda generación y de esas, 15% llega hasta la tercera.

Durante el Segundo Foro sobre Gobierno Corporativo “Las nuevas tendencias 2014″ del IMEF, precisa que los compromisos diarios absorben al pequeño y mediano empresario que no tiene un plan definido.

Las preocupaciones de las pequeñas y medianas empresas giran en torno a la negociación con proveedores, clientes, pago de nómina, impuesto, entre otros.

La atención debería estar en definir qué pasos deben seguirse en el negocio, sobre cómo crecer, lograr mejor rentabilidad y flujos adecuados que permitan pensar más allá del fin de mes, indica.

Para ello, destaca el análisis, hay pilares que facilitan el camino, entre los que se encuentran la planeación estratégica, la conducción reponsable incluyendo controles y procesos que aseguren la eficiencia y eficacia de su operación, así como rendición de cuentas.

“Hoy con las reformas estructurales que aprobó el Congreso de la Unión los nuevos inversionistas exigirán mayor transparencia en las empresas”, indica.

Refiere que el caso de Oceanografía fue un “golpe doloroso” que puso en tela de juicio el papel del gobierno corporativo y obliga a dimensionar con seriedad el alcance de sus responsabilidades, sobre todo en la ética.

El bajo crecimiento económico exige la adopción del concepto más amplio de gobierno corporativo como una decisión trascendental de los empresarios que deseen superar las presiones operativas diarias, hacer crecer su empresa y obtener financiamiento externo, añade.




Volver arriba