Empleos mejor pagados impulsarán al sector vivienda

Empleos mejor pagados impulsarán al sector vivienda

 

MÉXICO (Notimex).- El crecimiento del sector hipotecario dependerá de una mayor creación de empleos mejor remunerados, aunque se descarta se vuelva a observar las tasas de incremento reportadas antes de 2008, advirtió BBVA Research.

El economista en Jefe para México de BBVA, Carlos Serrano Herrera, expresó que el aumento en la demanda de créditos para adquirir una vivienda dejará de basarse en la baja de las tasas de interés, las cuales se encuentran en un 10 por ciento en promedio.

Ello, dijo, debido a que no se espera que el Banco de México (Banxico) continúe con la disminución de su tasa de fondeo, la cual se ubica actualmente en 3.50 por ciento, sino que empiece un cambio en su política monetaria hacia 2015.

De ahí, que el crecimiento de la demanda estará impulsado por una mayor creación de empleos mejor pagados, luego de que la preferencia se está moviendo hacia vivienda media, para lo cual se requiere un ingreso mínimo de cincos salarios mínimos.

En el marco de la presentación de su análisis “Situación Inmobiliaria México”, el experto dijo que si bien no se volverán a observar las tasas de crecimiento previas a la crisis de 2008, de no incrementarse la creación de empleos mejor remunerados el crecimiento para 2014 sería menor que la reportada en 2013, de 5.0 por ciento en número de créditos colocados y de 10 por ciento en monto.

De hecho, comentó, el monto promedio de los créditos de la banca para adquirir una vivienda pasó de un millón 30 mil pesos a un millón 80 mil pesos, con un crecimiento de la cartera sano, al reportar niveles de cartera vencida menores al 4.0 por ciento.

A su vez, el economista senior de BBVA Bancomer, Samuel Vazquez, opinó que la cartera de vivienda de la banca es el única que está creciendo a tasas positivas debido a la diversificación en el tipo de préstamos que otorgan los institutos públicos.

Subrayó que en los últimos años se ha observado una mayor preferencia en los créditos para la adquisición de vivienda usada, remodelación o autoconstrucción, ya que la mayor parte de las viviendas nuevas se están construyendo fuera de la zonas urbanas.

Al respecto, Carlos Serrano, opinó que quizás lo adecuado sería que los institutos públicos se centrarán en atender la demanda de casas de interés social y que no compita con la banca que está especializada en media y residencial.

 




Volver arriba