Con donaciones empresario busca cambiar vida de niños

 

REYNOSA, Tamps. (Notimex).- A través de la donación de juguetes, alimentos, medicinas y de instrumentos musicales, el empresario Alberto Kreimerman busca cambiarle la vida a miles de niños de escasos recursos que viven en zonas marginadas de Reynosa y Mc Allen, Texas, así como comunidades indígenas.

La celebración del día del Niño, este 30 de abril, permitirá al empresario entregar juguetes e instrumentos musicales a cambio de sonrisas y un momento de diversión.

‘Lo que buscamos es que aquellos niños que menos tienen, puedan vivir un momento de alegría, que celebren igual que muchos otros una fecha tan especial como la del 30 de Abril, que tengan un recuerdo bonito de su infancia’, dijo.

A lo largo de los últimos 25 años, Kreimerman ha donado más de tres millones de juguetes a niños de escasos recursos de ciudades de Tamaulipas, sur de Texas, Cuba, República Dominicana, centro y sur América.

‘Empezamos hace más de dos décadas donando algunos juguetes en Reynosa pero ahora no sólo vamos a las comunidades más necesitadas de esta ciudad fronteriza, sino que nos hemos extendido beneficiando a niños de otros países’, dijo.

Músico, empresario y compositor con vocación altruista, tiene el ánimo constante de realizar lo que él define como ‘un proyecto de amor’, en donde se cambie la guerra por la paz y en donde se termine la desigualdad social.

Nació en Argentina, pero se declara un eterno enamorado de México, país que, aseguró, lo conquistó y lo motivó a trabajar por aquellos que menos tienen.

Alberto comenzó hace 25 años su ‘proyecto de amor’ donando juguetes a los niños que vivían en zonas marginadas de Reynosa, hasta donde llegaba prácticamente solo a tratar de animarlos a través de un regalo y en algunos casos de un instrumento musical.

Fue así como el músico, compositor y empresario, empezó a involucrarse en situaciones desfavorables de personas que ni siquiera conocía pero que pasaban por algún momento difícil.

Como empresario, fundó la tienda de instrumentos musicales denominada ‘Hermes Music’ hace 25 años en la ciudad de Mc Allen, Texas, y ahí toma la decisión de donar parte de las ganancias a los sectores más vulnerables, marginados y pobres de esta ciudad fronteriza, aunque en la actualidad la meta alcanza ciudades de otros países.

A la fecha, Kreimerman se ha involucrado en diferentes fundaciones y asociaciones altruistas tanto mexicanas como estadounidenses que comparten el mismo fin: poder ayudar a quien menos tiene.

Es así como a lo largo de 25 años, el músico y compositor ha regalado con recursos propios millones de juguetes, alimentos, medicinas, becas e instrumentos musicales a niños y comunidades de escasos recursos.

Alberto se ha caracterizado por donar miles de juguetes en las ciudades vecinas de Reynosa y Mc Allen, Texas, en donde ya es conocida su labor altruista, misma que se redobla durante algunas fechas especiales como Navidad y Día del Niño.

Resaltó que a través de estas acciones cumple con su sueño, que es regresar parte de las ganancias a la comunidad a través de la donación de juguetes, útiles escolares, medicamentos, becas e incluso en cirugías en niños con labio leporino, entre otras acciones que tienen como finalidad abatir la desigualdad social y ayudar a quien menos tiene.

‘La intención es sembrar amor, vamos a hospitales para llevarles música, canciones e incluso les regalamos guitarras lo mismo hacemos con niños que se encuentran detenidos queremos que aprendan a tocar algún instrumento’, dijo.

‘Estamos aquí para sembrar amor, sembrar música, la intención es que más personas se sumen a proyectos que brinden armonía y amor, que haya menos maldad, menos armas y más igualdad entre los seres humanos y que los niños disfruten su infancia’ concluyó.

 




Volver arriba