Bancos, con doble contrato en tarjetas de crédito: Condusef

MÉXICO (Notimex).— La evaluación al producto tarjetas de crédito de los bancos, la cual arrojó la utilización de doble contrato, más que ser un engaño por parte de estas instituciones, es una falla en sus procesos ‘muy grave’, señaló el presidente de la Condusef, Mario Di Costanzo Armenta.

Es un problema de coordinación y comunicación interna, y quizá ‘vamos a llamarlo así, hasta de burocracia en las instituciones’, expuso el funcionario de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

En entrevista radiofónica, enfatizó: ‘Nosotros no le hemos llamado engaño; sí una situación de discrepancia grave el hecho de que se tengan en los registros unos contratos y en la práctica estemos observando que se lleven a cabo otros, y por ello estamos exhortando a que se corrija esta situación’.

Según los resultados del estudio realizado al producto tarjeta de crédito, dado a conocer este martes por la Condusef, se observó que grandes bancos manejan un doble contrato, el que presentan y registran ante el organismo, el cual cumple con la normatividad, y el que firman sus clientes, el cual reporta varias inconsistencias.

Para Di Costanzo Armenta, no vemos cuál sea el impedimento para que un contrato que está registrado ante el organismo que representa no se baje con rapidez a las sucursales bancarias.

Lo anterior ‘es muy grave, porque además esta revisión se hizo en el mes de marzo pasado, se le hicieron adecuaciones y tuvieron cinco meses las instituciones para bajar estos contratos revisados por la Condusef y mejorados a sus sucursales’, en consecuencia, esto va en detrimento de los usuarios.

Explicó que los bancos son instituciones muy grandes, pero tienen tecnología de punta, ‘por lo que no vemos cuál sea el impedimento para que un contrato que está registrado ante la Condusef, en un medio electrónico, no se baje con la suficiente rapidez a las sucursales’.

Detalló que entre otras fallas se encontraron contratos donde se señalaba que el Costo Anual Total (CAT) y la tasa de interés en la tarjeta de crédito eran cero, y ‘creo que ninguna tarjeta tenga una tasa cero’, lo cual genera inconformidad en el usuario, quien reclama ya sea ante la Condusef o al mismo banco.

En el caso de BBVA Bancomer, el peor calificado, el funcionario señaló que ya con los resultados se dieron audiencias entre representantes de la institución y la parte técnica de la Condusef, en la que se les explicó y lo reconocieron, por lo que después se dieron a conocer a fin de que se corrijan las inconsistencias.

Sobre los procesos correspondientes, que implicarían hasta 256 sanciones a las instituciones financieras por un monto total de 32 millones de pesos, enfatizó que las multas si se van aplicar y los bancos pueden y están en su derecho de impugnarlas y llevar a cabo los procesos que marca la Ley en su defensa.

Sin embargo, ‘la Condusef si va a proceder en todos los casos donde se observaron discrepancias que si nos parecen graves’, advirtió.

Entre los bancos sancionados están BBVA Bancomer, Banamex, Santander, Scotiabank, Sociedad financiera Inbursa, HSBC y Banorte Ixe.

Dichas instituciones representan entre 85 y 90 por ciento del mercado de las tarjetas de crédito, es decir, de los 23.5 millones de plásticos que existen en circulación, éstas detentan alrededor de 22 millones.

De acuerdo con el funcionario de la Condusef, hubo instituciones que en el proceso de evaluación calificaron casi con 10 o 9.9, y en el de supervisión obtuvieron una nota de hasta 2.8.

Añadió que también se evalúa el crédito de nómina, el seguro de desempleo, depósitos a la vista y otros productos, los cual vendrán acompañados de una subsecuente supervisión, ‘porque lo que se busca no es multar, sino mejorar los servicios, la calidad de atención, la transparencia y la información a los usuarios’.

La Condusef regularmente hace un trabajo de revisión a los bancos, dentro de los cuales se seleccionan los productos que más usos tienen entre el público y uno de estos es la tarjeta de crédito, ya que las cifras hablan por sí solas, porque a nivel global es el producto que más quejas tiene ante el organismo y los propios bancos, destacó.

En 2012, de los 4.2 millones de quejas que recibieron los bancos con algún tipo de impacto monetario, más de dos millones fueron de tarjetas de crédito, la mayor parte de las veces de consumos no reconocidos y comisiones o cargos no reconocidos por el cliente.

Asimismo, el índice de reclamación de las tarjetas de crédito pasó en 2011 de 460 por cada 10 mil contratos a 530 por cada 10 mil en el primer semestre de 2013, por lo cual la Condusef evalúa constantemente este producto.

‘Esta es la primera vez que la Condusef publica estas calificaciones y resultados del proceso de supervisión, por lo que insistimos en las instituciones que se bajen las mejoras y que se bajen a los contratos y que se bajen a los usuarios los señalamientos o las mejoras que se hacen en los contratos para que la gente esté mejor informada’, añadió.




Volver arriba