Banamex, 130 años en la vida de México

 

MÉXICO (Notimex).- En una época de prosperidad, el 2 de junio de 1884, hace 130 años, nació el Banco Nacional de México (Banamex), a partir de la fusión del Banco Nacional Mexicano y el Banco Mercantil Mexicano.

Una de las primeras cosas que hizo Banamex fue emitir papel moneda, función que ahora está reservada única y exclusivamente al instituto central, es decir, el Banco de México (Banxico), además de iniciar su colección de arte mexicano.

Contrario a su vocación actual, en sus primeros años se dedicó, entre otras cosas, a la emisión de cheques de viajero nacionales y operaciones de fideicomiso, y fue hasta 1929 cuando implementó el servicio de cuentas de ahorro bancarias.

Para 1958 y a favor de los mexicanos, desarrolló el servicio de Préstamos Personales, 10 años después emitió la primera tarjeta de crédito en América Latina y en 1972 puso en operación las primeras ‘cajas permanentes’ con servicio las 24 horas, conocidas hoy como cajeros automáticos (ATM’s).

En 1946 el Banco Nacional de México apoyó a las víctimas por la erupción del volcán Paricutín, comenzando una tradición de responsabilidad social, que hoy lo mismo ayuda a víctimas de desastres naturales así como a poblaciones vulnerables con programas permanentes.

Fomento Cultural, uno de los brazos que más prestigio le han brindado a esta institución al ayudar a preservar y difundir las artes y oficios de los mexicanos, fue creado en 1971.

En 1979 se creó el primer servicio bancario de atención telefónica y a partir de ello, Banamex ha aportado al sistema bancario mexicano innovaciones como la cuenta maestra a mediados de la década de los ochenta.

En los años 80, la institución inició también con la emisión de los cheques de viajero internacional y la prestación de servicios de banco en su casa, transferencia electrónica de fondos y banca digital, así como la emisión de las primeras tarjetas duales con las marcas internacionales Visa y MasterCard.

Banamex fue robusteciendo su estructura con la creación de su Casa de Bolsa en 1984, Seguros Banamex en 1995 y la Afore Banamex en 1997.

Uno de los momentos más críticos que pasó el banco fue 1982, cuando al igual que el resto de sus competidores, pasó a manos del Estado mexicano, situación que se mantuvo hasta que fue adquirido por el grupo de empresarios encabezados por Roberto Hernández Ramírez y Alfredo Harp Helú.

En los 90 se decretó una ley que establecía que México entraba al Sistema de Banca Universal, a través de grupos financieros, por lo que estos casabolseros decidieron participar en la subasta de Banamex.

Así, en 1991 se conformó el Grupo Financiero Banamex-Accival (Banacci) cuando un grupo encabezado por los principales accionistas de la Casa de Bolsa Acciones y Valores de México (Accival) compró el Banco Nacional de México (Banamex).

Esta institución demostró su capacidad al sobrevivir a la crisis económica y financiera de México en 1994-1995, que llevó al sistema bancario a reducir su número de participantes y cerrar la llave del crédito, misma que fue abierta hacia 2002 después de un proceso de sanación.

En agosto de 2001 surge Grupo Financiero Banamex como resultado de la venta de Grupo Financiero Banamex-Accival a Grupo Financiero Citigroup.

En agosto de 2002, después de cubrir los requerimientos de las autoridades mexicanas y estadounidenses, Banamex se integró a Citigroup, la principal institución financiera del mundo con presencia en más de 100 países.

A partir de noviembre del mismo año, las sucursales, los productos y servicios de Citibank y Banca Confía (integrada en un principio a Citibank México) se unen a la plataforma tecnológica y de servicio de Banamex.

Actualmente, Grupo Financiero Banamex es el segundo más grande del país por su nivel de activos, colocación de crédito y captación.

Asimismo, tiene una de las colecciones de arte mexicano más importantes del país y sus acciones de responsabilidad social impactan la vida de miles de mexicanos.

 




Volver arriba