Atraen inversión al país

Empresarios ven atractivo a México por sus reformas

MÉXICO (Notimex).- Los inversionistas internacionales están “muy impresionados” de las reformas en México, y con la vista en el país para traer sus recursos, destacó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El secretario general del organismo internacional, José Ángel Gurría Treviño, consideró que con las reformas estructurales aprobadas el año pasado, México está haciendo lo que tiene que hacer para no depender solamente de lo que hacen los demás países.

“Vamos también a tratar de llevar al cabo todas las reformas que sean posibles a nivel interno, para que tengamos motores propios de crecimiento”, agregó el ex secretario de Hacienda y de Relaciones Exteriores.

En entrevista con Notimex, opinó que son correctos el diseño y el planteamiento de las reformas aprobadas a finales del año pasado y ahora la cuestión es que las leyes secundarias pendientes no vayan a diluir o a cambiar el sentido de la intención de los legisladores.

Ante ello, agregó, los inversionistas internacionales “están muy impresionados de lo que está haciendo México y están todos por supuesto con la vista en nuestro país para poder traer las inversiones”.

Por otra parte, indicó que el débil crecimiento que registra la economía mexicana desde el año pasado está relacionado sobre todo con una desaceleración del crecimiento mundial previsto, el cual sigue afectando. Gurría Treviño comentó que recientemente la OCDE redujo su previsión de crecimiento de Estados Unidos y, como resultado, también hizo lo mismo con la de México, pues es una economía abierta que depende fundamentalmente de las exportaciones. “Entonces, si los países que son los que nos compran bajan su nivel de crecimiento es muy difícil imaginar que México no vaya a tener un efecto, no vaya a tener un impacto, pero México está haciendo lo que hay que hacer”, señaló.Por otra parte, la mayoría de resultados de las principales variables económicas con datos a abril pasado muestra una mejora en su desempeño, si se consideran las cifras ajustadas por estacionalidad (sin considerar factores conyunturales por temporada), resaltó el Centro de Estudios Económicos de Sector Privado (Ceesp).

En su reporte semanal “Análisis económico ejecutivo”, señala que incluso algunas variables tuvieron un repunte que podría tratarse como extraordinario, lo cual sirvió de base para comenzar a elaborar escenarios del inicio de una recuperación.

Sin embargo, precisa, también es necesario aclarar que este dinamismo puede estar reflejando un efecto rebote después de las cifras negativas que en la mayoría de los casos se reportaron durante marzo pasado. Hay que recordar que marzo y abril se vieron afectados significativamente por el periodo vacacional de Semana Santa, ya que el año pasado esta festividad ocurrió en el tercer mes y en 2014 en el cuarto mes.Refiere que tras conocerse los resultados de la evolución del Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) durante abril pasado, que mostraron un repunte de 1.25% respecto al mes previo, hubo reacciones más favorables en cuanto al comportamiento que se espera para la segunda mitad del año.

Incluso, la percepción mejoró pese al sorpresivo reporte del Departamento de Comercio de Estados Unidos, en el que de acuerdo con su tercera y última estimación, el PIB se contrajo a una tasa anualizada de 2.9%, luego de que en su informe preliminar había publicado una caída de 1%. Para el Ceesp, el escenario no cambió mucho en comparación con el que se esperaba antes de que se dieran a conocer los datos de crecimiento para México a través del IGAE y del PIB de Estados Unidos. Los mercados ya anticipaban un comportamiento como este, que si bien mostró una magnitud mayor a la que se había previsto, no generó reacciones inesperadas en la operación de los mercados, pues ya existía el consenso de que dicho efecto sería temporal antes de un escenario más positivo para la segunda mitad del año. Sin embargo, señala, lo preocupante de ello, que en el mejor de los casos llevaría crecer para todo el año cerca de 3 por ciento, podría no venir de un verdadero fortalecimiento de los fundamentales económicos, sino del comportamiento inercial que en buena medida tiene su origen en la evolución de la actividad productiva de Estados Unidos. No obstante, a esto habría que añadir nuevamente un efecto aritmético, esta vez originado en la comparación con los bajos niveles de crecimiento de la última parte de 2013. El hecho es que, por una parte, no queda claro si los resultados recientes reflejan ya el inicio de un proceso de recuperación o siguen respondiendo a factores aritméticos, puntualiza el Ceesp. “Aún si fuera el caso del inicio de la recuperación, la tasa de avance que se espera para todo el año es insuficiente para satisfacer las necesidades del país”, subraya. Estima que este no es un escenario prometedor, sobre todo porque se tienen problemas estructurales de baja productividad e inversión insuficiente que deben ser tratados con urgencia en busca de fortalecer la capacidad productiva del país. La tasa de crecimiento que se espera para este año está muy cerca del magro avance promedio de las últimas décadas, que ha sido claramente insuficiente para mejorar los niveles de bienestar de la población, por lo que el objetivo debe ser duplicar el ritmo de crecimiento promedio de las últimas tres décadas. Pero para ello, apunta, además de las reformas estructurales y sus leyes secundarias, es fundamental considerar desde ahora una política industrial que fomente decididamente el contenido nacional de las exportaciones del país. Asimismo, indica que es fundamental establecer programas de infraestructura que fomenten la competitividad mediante obras que estén alineadas con los objetivos de mejorar la capacidad productiva de todo el país. Ya no es suficiente con seguir haciendo obras que no tienen ningún beneficio para la población, pero que finalmente se contabilizan como avances en materia de inversión fija, considera. Pensar en un mejor desempeño de la economía en el corto plazo, más allá de lo que representa sólo un comportamiento inercial, debe estar relacionado con medidas concretas que estimulen los factores sobre los que el país puede tener el control, es decir, aquellos que tienen relación directa con el mercado interno, plantea. Destaca que un sistema fiscal que estimule la inversión, el ejercicio eficiente del gasto público en tiempo y forma, así como el fortalecimiento de la seguridad jurídica son, sin duda, factores que tendrían un efecto rápido sobre el crecimiento de la economía. El organismo advierte que mientras no haya mejores oportunidades para personas y empresas, poco probable será fortalecer el sector productivo y el crecimiento de la economía.

Reporte | Ceesp

El Ceesp señala factores que tendrían un efecto rápido en el crecimiento económico.

Factores favorables

Se requiere un sistema fiscal que estimule la inversión, el ejercicio eficiente del gasto público en tiempo y forma, y fortalecer la seguridad jurídica.

Mejores oportunidades

El organismo advierte que mientras no haya mejores oportunidades para personas y empresas, poco probable será fortalecer el sector productivo y el crecimiento de la economía.




Volver arriba