Arranca la discusión

La reforma en energía se debate en comisiones

Los senadores, Jorge Luis Preciado, Emilio Gamboa, Carlos Romero y Miguel Romo, durante el análisis y debate de Reforma Energética

MÉXICO.- Las comisiones unidas de Energía, Puntos Constitucionales y Estudios Legislativos del Senado iniciaron ayer la discusión en lo general del proyecto de dictamen de reforma energética, donde se prevén 28 participaciones, la mitad a favor y el resto en contra.

De acuerdo con el periódico “Excélsior”, el presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, Enrique Burgos García, dio cuenta de los oradores, quienes expusieron los argumentos a favor y en contra del proyecto que es respaldado por el PRI, PAN y PVEM, y rechazado por el PRD, Partido del Trabajo (PT) y Movimiento Ciudadano.

En la sesión de dichas comisiones y previo a la discusión, en lo general, el senador del PRI Burgos García destacó la necesidad de adecuar la Constitución para actualizar los instrumentos que México requiere.

Ello, dijo, a fin de que el petróleo y los hidrocarburos cobren toda su dimensión como palanca del desarrollo, la generación de empleos, la distribución equitativa de esa riqueza y el impulso de la justicia social, añadió.

Burgos García destacó que en la norma constitucional se refrenda que es inalienable e imprescriptible el dominio de la nación sobre el petróleo y los hidrocarburos; a su vez, se reitera que en el caso de los que se encuentran en nuestro subsuelo, no se otorgarán concesiones.

Al fijar la postura del PRD la senadora Dolores Padierna indicó que las consecuencias que tienen esas reformas son, por un lado, que se pretende eliminar en las disposiciones constitucionales la prohibición de otorgar contratos a particulares.

Además, añadió, eliminar la exclusividad del Estado para generar, conducir, transformar y abastecer la energía eléctrica; eliminar la exclusividad de la nación para aprovechar los bienes y recursos naturales; pretenden legalizar todos los contratos dados al margen de la Constitución.La legisladora de izquierda argumentó que se pretende adicionar en la Constitución Política la reducción del control de la nación en el control del sistema eléctrico nacional, y sólo la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se encargaría de distribuir la electricidad, además que se le cancelan todas sus facultades.”Adicionan también que se pueda expresamente celebrar contratos con particulares para complementar la labor del Estado en actividades reservadas, con todo lo cual desaparece la CFE, se le da sólo 12 meses de vida”, subrayó Dolores Padierna Luna.

A nombre de la bancada del PAN, el senador Salvador Vega Casillas indicó que la reforma plantea un Pemex fortalecido, que pueda competir en igualdad de circunstancias o incluso, como lo dice en este dictamen, con ventajas sobre las otras empresas petroleras del mundo.

“En el mismo caso está la CFE. Lo que queremos es una empresa que sirva a los mexicanos, una empresa que también sea competitiva, una empresa que le permita a los mexicanos tener energía eléctrica de precios más competitivos, más baratos y además que genere, por supuesto, esto a través de energías más limpias”, sostuvo.Vega Casillas añadió que también se proponen órganos reguladores que tengan verdadera independencia, que permitan dar certidumbre a todos los participantes.Asimismo, sostuvo que dichos órganos permitirán “al Estado la certidumbre de que en cada una de las licitaciones y que en todas las operaciones, el Estado se quedará con la renta petrolera en su totalidad y solamente pagará lo justo por esos trabajos”.




Volver arriba