Analistas ven riesgos por Dragon Mart

Dragon Mart

Dragon Mart

MEXICO, D.F.  (SUN).- El proyecto Dragon Mart representa una amenaza para el sector industrial mexicano, ya que las importaciones de productos chinos a México provocan que por cada punto porcentual de incremento se pierdan 3 mil empleos formales en el país, indican estimaciones del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

“La razón de lo anterior se debe a que por cada 1% que suben las importaciones existe una caída de 246 patrones registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)”, indicó José Luis de la Cruz Gallegos, director general de la institución.

En un análisis, el directivo planteó que por cada incremento de 1% en las importaciones del país asiático se registra una disminución de 0.1258% en el Producto Interno Bruto (PIB) de México, por lo que existe un efecto negativo en el comercio entre ambas naciones.

“Las importaciones de China hacia la economía nacional no tiene un efecto sobre productividad de la fuerza de trabajo, ni sobre la capacidad potencial de la economía mexicana y genera un impacto negativo en las exportaciones provenientes de México”, agregó el especialista.

La puesta en marcha del Dragon Mart, indicó, representa un riesgo para la economía mexicana y su implementación no sólo afectaría la producción industrial, sino que además tendría un impacto negativo en la generación de empleos y en los encadenamientos productivos del sector.

“Existe competencia entre productos de origen mexicano y chino en el mercado del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), particularmente en equipo de cómputo, maquinaria y equipo, productos textiles, material y equipo eléctrico, la industria siderúrgica, fabricación de asientos”, resaltó.

Por otra parte, Ricardo Lujambio, presidente de la organización Fundadores de Cancún, dijo que los opositores a Dragon Mart estarán dispuestos a formar un frente para frenar el proyecto, ya que en su opinión sólo es necesario voluntad política para evitar la afectación ambiental y económica al país.

“Este 23 de abril tenemos un foro con el nuevo presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Quintana Roo y ahí vamos a reclamar que no han hecho nada con la queja que presentamos contra el proyecto. Estamos dispuestos a bloquear el proyecto, porque técnicamente no es viable”, señaló.

Etiquetas: