Alza en Metro pegará en inflación al cierre de 2013

 

MÉXICO (Notimex).- Al término de este año, la tasa de inflación podría cerrar entre 3.9 y 4.0 por ciento impulsada por el aumento de tres a cinco pesos en el precio del boleto del Metro de la capital del país, estimó el economista en jefe para México de BofAML, Carlos Capistrán.

El especialista de Bank of America/Merrill Lynch Global Research expuso que aunque las mayores afectaciones provendrán de la aplicación de nuevos impuestos y el alza en otros, el incremento en el precio del boleto del Metro pegará en 12 puntos base para la inflación de este año.

De acuerdo con Capistran, antes de ser anunciado el aumento del precio del boleto de dicho sistema de transporte se estimaba una tasa de 3.7 por ciento y ahora se espera que se ubique entre 3.9 y 4.0 por ciento para el cierre de 2013, aunado al efecto de la inflación subyacente.

Así, añadió el especialista, para 2014 se prevé que un aumento en los precios al consumidor de entre 4.0 y 4.1 por ciento, en su mayoría derivados por el aumento de los gravámenes que es de 40 puntos base más en la inflación.

Señaló que también se espera un mayor crecimiento de la economía mexicana durante el próximo año, lo que propiciará que la inflación aumente, aunque la principal fuerte de ese incremento será el alza de impuestos.

En cuanto al crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) mexicano se espera que el próximo año registre un rebote cercano al 4.0 por ciento, luego del 1.7 por ciento esperado por la institución financiera para el cierre de 2013.

Dicho aumento, abundó, está sustentado en el crecimiento de Estados Unidos, el cual se espera que llegue a 2.6 por ciento en promedio en 2014 y sea superior a 3.0 por ciento durante el segundo semestre, lo anterior aunado a un mayor gasto por parte del gobierno en México.

Así, subrayó, “las dos principales causas de que México creciera tan poco este año -que es un menor crecimiento en Estados Unidos y una contracción del gasto- se convertirán en impulsos en 2014 al ser lo contrario”.

Capistrán recordó que el gobierno mexicano recaudará 1.0 por ciento por la reforma fiscal y ampliará su déficit en 1.5 por ciento más, por lo que tendrá 2.5 por ciento más de recursos, lo que implica que habrá más gasto público.

Precisó que el aumento en impuestos derivado de la reforma fiscal tendrá un efecto importante sobre el gasto privado, de ahí que el consumo e inversión por parte del sector será débil “por bastantes meses”, pero ello no afectará el crecimiento económico.

 




Volver arriba