Alma Rubí se abre espacio en nueva fuente trabajo para mujeres

ZACATECAS (Notimex).- ‘Hay que perder el miedo, porque las mujeres podemos hacer de todo’, afirma Alma Rubí López Muñoz, quien a sus 21 años de edad es actualmente la única mujer que trabaja como chofer en el transporte urbano de la capital zacatecana.

La joven tiene poco más de un mes de laborar como operadora de uno de los camiones de la ruta 15 y solicitó el empleo porque requería el trabajo, el cual le dieron luego de que se capacitó y acreditó en la Dirección de Transporte, Tránsito y Vialidad (DTTyV).

En estos momentos sólo tres mujeres en el estado trabajan como operadoras en el transporte público, de las cuales dos están en Zacatecas: Alma Rubí, que conduce un camión y Estela Espinosa Ureño, que es taxista; ambas son únicas en su giro. En Fresnillo hay otra chofer de camión urbano.

‘No se me hizo difícil’, recuerda, porque su marido era concesionario y estaba acostumbrada a viajar con él en el camión cuando le llevaba los alimentos, así que un día decidió que quería probar, para ‘ver si era lo mismo manejar un carro o una camioneta que un camión’.

Y cuando guió la gran unidad se le hizo muy fácil; además, gana mucho más que cuando trabajaba como empleada doméstica, ahí apenas le pagaban 150 pesos por día. En el transporte urbano gana por vuelta y a veces hace hasta cuatro y los ingresos depende de la cantidad de usuarios, explica con una amplia sonrisa.

De actitud sencilla y hasta un tanto tímida, Rubí reconoce que al principio a sus compañeros choferes se les hacía extraño ver a una mujer conduciendo el camión; incluso, hasta sus pláticas eran diferentes cuando ella estaba presente, pero ya se acostumbraron y la tratan bien y con respeto.

Otra ventaja que ella considera tiene al ser chofer del transporte urbano de esta ciudad es que le da tiempo de atender su casa, sus hijos y su marido, pues cuando tiene que trabajar temprano durante la tarde anterior deja todo preparado en casa.

Su horario laboral es de las ocho de la mañana a seis o siete de la tarde, pero llega a casa y se da prisa para arreglarla, así que ella, como miles de mujeres en el estado, debe cumplir la doble jornada: la del hogar y la del trabajo remunerado.

Aunque todavía no tiene mucha experiencia en el trabajo y aún es muy joven, la zacatecana invita a las mujeres a perder el miedo, a animarse a hacer cosas, porque todo lo pueden, ‘no sólo los hombres’.

Alma Rubí logró ingresar como chofer de los camiones urbanos derivado de una convocatoria lanzada por la DTTyV, que encabeza Agustín Jaime Ortiz Arellano, señala el propio funcionario estatal, quien dice que para abrir esos espacios laborales primero dialogó con los concesionarios.

‘Una mujer, sin duda, da más confianza a los usuarios y también es más cumplida desde el punto de vista laboral’, reconoce el director de Tránsito, quien agrega que hasta ahora la convocatoria para mujeres ha recibido poca respuesta, dado que apenas se registraron dos.

Ante tal situación, adelantó que llevarán a cabo una campaña más intensa de difusión de la convocatoria, porque se busca que las mujeres ingresen como choferes de camiones y taxis.

No sólo se trata de ofrecerles fuentes de trabajo, sino de que la Dirección de Tránsito se encargará de vigilar que éstas no sean excluidas o mal tratadas, al contrario, deben tenerles respeto y laborar el igualdad de condiciones que los hombres, asegura en entrevista con Notimex.

Las interesadas deberán cumplir algunos requisitos, como asistir a una capacitación de la DTTyV, que las certificará como ‘choferas’ del transporte público urbano del estado de Zacatecas y con ello abrirles nuevas oportunidades de fuentes de empleo, señala el entrevistado.

Finalmente, llamó a las zacatecanas a que se acerquen a la dirección y respondan a la convocatoria que busca brindarles fuentes de trabajo para mejorar el nivel de vida de ellas y sus familias.- Por Mary Chávez

 




Volver arriba