Poblado amanece bajo agua

Hay desalojos en Tabasco a causa de inundaciones

VILLAHERMOSA.- La ciudad de Cárdenas, la segunda en importancia después de Villahermosa, amaneció ayer bajo el agua por los aguaceros del frente frío 54 que seguían cayendo en la región.

De acuerdo con reportes, varias calles del centro de esta ciudad fueron cerradas a la circulación vehicular por vecinos afectados.

Según las autoridades locales, las inusuales anegaciones se deben principalmente a que los dos cárcamos principales no estaban funcionando adecuadamente, por hallarse en reparación.

Ayer por la mañana, las uniones transportistas suspendieron el servicio en la ciudad, a fin de evitar más problemas y al no poder circular por las calles de mayor tráfico del centro y periferia de Cárdenas.

Las calles más afectadas son Joaquín Cuevas, Carlos Madrazo, Carlos Molina y Ernesto Aguirre Colorado, las cuales fueron cerradas a la circulación vehicular, pues el oleaje que formaban los vehículos propiciaban la entrada de agua a las casas.

30 familias tuvieron que ser desalojadas por inundaciones en sus viviendas

En la colonia El Palmar tuvieron que ser desalojadas 30 familias que resultaron con afectaciones en sus viviendas y pertenencias.

Cuantificación

Ayer, Protección Civil y personal del Ayuntamiento cuantificaron los daños y resolvieron trasladar a las familias al refugio La Ceiba, con capacidad para 300 personas, ante el riesgo que corrían en sus casas.

Según la Comisión Nacional del Agua, en Cárdenas llovieron 156 milímetros. En tanto que en el municipio de Centro donde se asienta Villahermosa, la capital del estado, cayeron 70 mm.

La Conagua prevé que las fuertes lluvias continuarán hasta el domingo, y serán del rango de los 75 a los 150 milímetros.

La dependencia federal llamó a la ciudadanía a tomar precauciones, ya que en zonas urbanas podrían registrarse inundaciones y más encharcamientos, así como deslaves en zonas montañosas y carreteras, ya que las precipitaciones persistirán hasta el domingo próximo.




Volver arriba