Alerta por las tormentas "Douglas" y "Elida"

Alerta por las tormentas “Douglas” y “Elida”

2014, "Año Niño" para el Pacífico, dice la Conagua

MÉXICO (El Universal).- El Sistema Nacional de Protección Civil decretó alerta en siete estados por la presencia de la tormenta tropical “Elida” y en otro más por la tormenta “Douglas”, ambas en aguas del Pacífico.

Respecto a “Elida”, el organismo informó que la alerta naranja en fase de acercamiento fue emitida para el centro y sur de Michoacán, de Colima y de Jalisco, y en fase de alejamiento para el occidente de Guerrero.

La alerta amarilla en fase de acercamiento fue establecida para el norte de Michoacán, de Colima y de Jalisco y en fase de alejamiento para el resto de Guerrero.

En tanto, se decretó alerta verde en fase de acercamiento para Nayarit y alerta azul en fase de acercamiento para el sur de Sinaloa y en fase de alejamiento para Oaxaca.

De acuerdo con el Sinaproc la zona costera de máxima atención se ubica desde Lázaro Cárdenas, Michoacán, a Cabo Corrientes, Jalisco.

El organismo agregó que “Elida” se ubica peligrosamente cercana a 195 kilómetros al oeste-suroeste de Lázaro Cárdenas, Michoacán, y a la misma distancia pero al sur-sureste de Manzanillo, Colima.

El ciclón “propicia potencial de lluvias fuertes a intensas en el centro-occidente y sur del país”.

“Elida” presenta vientos sostenidos de 85 kilómetros por hora y rachas de 100 kilómetros por hora.

Por la presencia de la tormenta tropical “Douglas”, Baja California Sur se encuentra el alerta azul en fase de acercamiento y las islas Socorro y San Benedicto en alerta verde en fase de alejamiento.

“Douglas” se ubicó esta mañana a 745 kilómetros al suroeste de Cabo San Lucas, Baja California Sur, con desplazamiento al noroeste a 15 kilómetros por hora.

Por otra parte, el director de la Comisión Nacional del Agua, David Korenfeld, informó que 2014 ha sido catalogado como “Año Niño” para el Pacífico, debido al fenómeno climatológico conocido como “El Niño”, el cual eleva la temperatura del mar y ocasiona lluvias torrenciales, en este caso, en la mayor parte de México.

Por ello, el funcionario federal señaló que se reforzará la comunicación entre todos los niveles de gobierno para prevenir afectaciones ante las torrenciales lluvias que se han registrado en las últimas semanas y que continuarán durante julio y agosto.

“Y esto nos da claro ejemplo que estamos en un año con condiciones que se están acercando cada vez, que será un ‘Año Niño’ que se da mucha actividad en el Pacífico, como estamos viendo, la temporada empezó hace muy pocas semanas y ya vamos en la letra “E” ya llevamos cinco (ciclones).Número dos: gran cantidad de lluvia en la zona, casi de la mitad del territorio nacional para abajo y una sequía importante y temperaturas muy altas en la parte norte”, explicó titular de Conagua.Apuntó que ya se tomaron las medidas de protección civil para prevenir a la población ante las afectaciones de dos tormentas tropicales en el Océano Pacífico: ‘Douglas’ y ‘Élida’, siendo esta última la que ya ocasiona lluvias torrenciales en Jalisco, Nayarit, Colima, Michoacán, Guerrero y Oaxaca.Tenemos ‘Douglas’ alejándose de costas mexicanas, pero tenemos la tormenta tropical ‘Élida’, que está muy cerca de las costas del Pacífico, a menos de 180 kilómetros de las costas de Michoacán, Guerrero y Colima, por lo que estamos monitoreando su trayectoria, su intensificación en las próximas horas”, indicó.David Korenfeld señaló que en la ciudad de México, de los últimos 10 días, en cinco se ha tenido que activar el Protocolo de Emergencia, ante el volumen de lluvia que debe ser desahogado para evitar inundaciones.La Conagua y el Servicio Meteorológico Nacional exhortaron a la población a mantenerse informada sobre las condiciones meteorológicas mediante la cuenta de twitter @conagua_clima y en las páginas de internet http://smn.conagua.gob.mx y www.conagua.gob.mxDebido a las constantes precipitaciones de los últimos días, el suelo en algunas regiones se ha reblandecido, por lo que no se descarta que pudieran registrarse deslaves, deslizamientos de laderas, desbordamientos de ríos y arroyos, o afectaciones en caminos y tramos carreteros, así como inundaciones en zonas bajas y saturación de drenajes en zonas urbanas.




Volver arriba