Violencia y desigualdad

México, entre los peores lugares para ser madre

1 / 5


Una payasita con un hijo desaparecido durante su participación ayer en una manifestación "Madres buscando a sus hijos y buscando justicia", en la ciudad de México
Mercados de flores de Guadalajara se vieron concurridos ayer: En la foto, una madre con varios ramos
Arriba, una familia capitalina arregla un sepulcro con motivo del Día de la Madre. Abajo, una voluntaria al levantar una encuesta previo a una marcha promovida ayer en Estados Unidos


MÉXICO.- Cada 10 de mayo, los mexicanos celebran el Día de las Madres y festejan a las más de 20 millones 200,000 madres que hay en el país… pero ¿cuál es la situación que enfrentan las mujeres mexicanas que tienen hijos?

Diversos indicadores sociodemográficos muestran que en el país las madres de familia sufren violencia en el hogar, así como de desigualdad laboral y carencias en el ámbito de salud, entre otras dificultades.

De acuerdo con CNNMéxico, de entre 178 países evaluados México se ubica en el lugar 54 en el ránking de las mejores y peores naciones para ser mamá, según el reporte Estado de las madres del mundo 2014, realizado por la organización no gubernamental Save the Children.

Para la realización del listado, la ONG tomó en cuenta factores como el estatus educativo, económico, de salud y sociopolítico de las madres.

El primer lugar del ránking fue ocupado por Finlandia, país en el que, de acuerdo con información del portal del Parlamento Europeo, el período de incapacidad laboral de una mujer que va a tener un hijo asciende a 105 días -además reciben un subsidio por maternidad durante 263 días-, entre el período pre y posnatal; mientras que en México la Ley Federal de Trabajo estipula que dicho lapso de descanso es de seis semanas antes y seis semanas después del parto, lo que equivale a 60 días laborables.

De acuerdo con cifras oficiales citadas por Save the Children, durante 2012, en México se presentó un índice de 42.3 muertes maternas por cada 100,000 niños nacidos.

En 2000, México suscribió ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en el marco de la celebración de los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio, el compromiso de reducir las muertes maternas a 22 defunciones por año para 2015.

Con base en cifras de la Secretaría de Salud y del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), las entidades mexicanas con menor tasa de mortalidad materna son: Tamaulipas con 15.7 muertes por cada 100,000 niños nacidos vivos; Sinaloa con 16.8, y Aguascalientes con 18.5.

En tanto, los estados con la tasa más alta de muertes maternas son: Michoacán con 57.9 defunciones por cada 100,000 nacidos; Oaxaca con 61.3; Campeche con 63.1, Chihuahua con 67.7 y Guerrero con 90.1.

Según reportes oficiales deI Inegi, el embarazo en adolescentes y en mujeres que se encuentran al final de su periodo reproductivo es particularmente riesgoso, ya que se observa que la razón de mortalidad materna en jóvenes de 15 a 19 años y en las mujeres de 45 a 49 años es de 46.8 y 73.7 defunciones por cada 100,000 nacidos, respectivamente.

De acuerdo con la definición de la ONU, se considera como defunción materna a aquella muerte de la mujer durante el embarazo, el parto, o los 42 días posteriores al mismo por cualquier causa vinculada con esta condición o al manejo de ésta, pero no por causas accidentales.

Según información de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (Enigh) de 2010, se estima que existen 8.2 millones de mujeres de 12 años y más que tiene por lo menos un hijo y que está en una situación conyugal de “no unión”, es decir, son viudas, separadas, divorciadas o solteras.

El 45.9% de las madres de familia en situación de “no unión”, de acuerdo con datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), se encuentran en situación de pobreza multidimensional, y 20.2% presenta pobreza extrema.

A nivel federal, la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), tiene a su cargo el Programa de Seguro de Vida para Jefas de Familia, cuya finalidad es la de contribuir a la ampliación del sistema de seguridad social, mediante un esquema de aseguramiento a madres que sean el sostén económico de su núcleo familiar.

Con base en datos de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (Endireh) 2011, el 45.7% del total de mujeres casadas o en unión libre, de 15 años y más con al menos un hijo, dijo haber padecido algún tipo de violencia de su última pareja.

El tipo de violencia más recurrente es la emocional, la cual consiste en amenazas, humillaciones, así como ofensas de tipo psicológico, y la cual el 89.2% señaló haber padecido. En tanto, el 56.8% aceptó haber sido víctima de violencia económica; el 26.3%, física, y el 12% sexual.

Al menos una vez

En cuanto al ámbito laboral, la Endireh 2011 indicó que el 9.8%, es decir, una de cada diez mujeres de 15 años o más, ha padecido al menos una vez violencia laboral.

Dicha violencia se ha presentado en las mujeres al solicitarles, al menos una vez a lo largo de su vida, una prueba de embarazo; mientras que el 2% indicó haber sido despedida, haber sufrido una reducción de sueldo o la no renovación de contrato por su condición.

El capítulo quinto de la Ley Federal de Trabajo especifica los derechos laborales que tienen las mujeres durante el período pre y posnatal.

Mujer | Violencia

Casi la mitad de las mujeres casadas sufren violencia de sus parejas.

El 45.7%

Con base en datos de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares 2011, el 45.7% del total de mujeres casadas o en unión libre, de 15 años y más con al menos un hijo, indicó haber padecido algún tipo de violencia de su última pareja.




Volver arriba