La violencia escolar está también en bachillerato

Jóvenes violentos viven agresiones en sus hogares

MÉXICO (Notimex).- El subsecretario de Educación Media Superior, Rodolfo Tuirán, informó que aproximadamente 30 por ciento de los alumnos de bachillerato han ejercido violencia en los últimos 12 meses, la mayoría de forma verbal o sicológica.

Al inaugurar el seminario “El desarrollo de habilidades socioemocionales en los estudiantes de nivel medio superior”, también refirió que 73 por ciento de los jóvenes con conductas violentas han sido víctimas de agresiones en sus casas.

Contrario a lo que se puede pensar, lo cierto es que la violencia se ha reducido en los planteles de bachillerato en los últimos años. La cifra de los que sufrieron algún episodio se redujo 15 por ciento entre 2011 y 2013, y los que la sufrieron de manera recurrente en 11 por ciento, aclaró el funcionario.

“Eso no quiere decir que esté resuelto el problema, pero es claro que ha habido un avance significativo, sobre todo porque ya hay mucho más atención de la sociedad”.

Tuirán Gutiérrez advirtió que, de todas, la violencia física es la que urge combatir primero. “Aquellos jóvenes violentados tienen 30% más de probabilidad de ausentarse de la escuela, de dejar de ir por un tiempo y eventualmente de abandonarla”.

En la inauguración del seminario, donde estuvo acompañado por la coordinadora sectorial de Participación y Promoción Social, Paula Villaseñor, sostuvo: “La escuela no es más que una extensión de los problemas que están ocurriendo en muchos otros ámbitos”.

Por ello, expuso, debemos ver a la escuela más como la solución a muchos de estos problemas. “Es claro que ahí no se origina, aunque la padece y de ahí que tiene importancia que desarrollemos una alianza entre la familia, la escuela y la sociedad para enfrentar estos problemas”.

Se trata, abundó, de que maestros, estudiantes, padres de familia y autoridades educativas contribuyan a consolidar un nuevo espacio de convivencia en donde la educación por la paz, tolerancia y otros valores esenciales sean recuperados y reconstituidos.

Respecto a si este tipo de habilidades, que contribuyen a que las personas encuentren satisfacción en sus vidas, pero también a evitar una amplia variedad de conductas de riesgo que con frecuencia afectan a los jóvenes, entre las cuales el acoso escolar y la violencia en sus diferentes formas, no es mejor enseñarlas de pequeño, expuso:

“Lo que dice la teoría es que buena parte de las habilidades se forman en la infancia temprana y algunas de ellas se anclan mejor cuando los jóvenes ya han alcanzado cierto grado de madurez”, mencionó.

Para desarrollar en los jóvenes estas habilidades se diseñan tareas diversas. En el ámbito de la formación docente habrá por lo menos 11 mil de todo el país que serán capaces de apoyar a los estudiantes en el desarrollo de habilidades socioemocionales a partir del próximo ciclo escolar.Además, se capacitará a dos mil 500 directores de planteles públicos a partir de junio, a fin de consolidar su liderazgo y lograr una gestión más eficiente con miras a mejorar el ambiente escolar, como ya se hizo con más de cuatro mil planteles en el último año.”Acabamos de licitar la propuesta metodológica y el desarrollo de materiales. Ya la convocatoria está abierta y estamos en ese proceso”, expresó.Recordó que para enfrentar la deserción escolar se desarrolló una caja de herramientas y lo mismo se quiere hacer aquí.A lo anterior se une que 17 expertos revisan el marco curricular común. Actualmente se enseñan dos habilidades socioemocionales y el punto central es determinar cuáles más pueden adicionarse en el corto plazo.Tuirán Gutiérrez expresó su confianza en que la estrategia incluye además el fortalecimiento de las capacidades institucionales y organizativas y funcionales de la escuela para que esté en posibilidades de responder a las exigencias del entorno.Las habilidades están vinculadas con la dimensión intrapersonal, como el conocimiento de sí mismo, la autorregulación y la determinación; con las relaciones sociales y de relación con las otras personas, y la conciencia social de sí mismos y de su entorno, además de aquellas que son últimas en la toma de decisiones.En ese sentido, destacó por ejemplo que 80 por ciento de los jóvenes que abandonan la escuela se arrepiente semanas o meses después.Estas habilidades ayudan a enfrentar conductas de riesgo tales como adicciones, embarazos temprano, acoso y maltrato escolar, entre otros muchos, agregó.




Volver arriba