La familia del niño maltratado lo quiere

La abuela dice que luchará por tener la custodia

1_260514p9nal2photo01

TLALNEPANTLA, Estado de México (El Universal).- No es necesario que familias extranjeras adopten a Owen, “agradezco el interés, pero este niño tiene una familia que lo quiere, lo ha cuidado y luchará por mantener su custodia”, afirmó Lourdes Velasco, abuela materna del niño de cinco años que permanece hospitalizado en el Issemym de Los Reyes Iztacala, luego de ser agredido a golpes y quemaduras.

La abuela, “Lulú”, cuidó a Owen desde que nació, hasta principios de abril de este año, cuando su hija una mujer policía de Cuautitlán Izcalli, laboraba jornadas de 24 horas.

Irma Virginia Salazar Velasco, madre de Owen, informó a su madre que su horario de trabajo había cambiado y que ella y su pareja se harían cargo del cuidado del pequeño, a partir del 3 de abril de este año.

“Durante más de cuatro años cuidé con amor a Owen, comía, jugaba e iba a la escuela, junto con sus primos y yo soy la primera en pedir justicia y castigo hacia el culpable de la agresión, aseveró Lourdes.

En tanto personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México, continuaba ayer en la búsqueda de “Rubén”, de 35 años, el novio de la madre de Owen, quien presuntamente golpeó, quemó y lesionó al pequeño, quien sufrió estallamiento de vísceras.

“Él fue policía del grupo especial, nosotros no tuvimos contacto con él, porque era una persona que no era bien vista en mi casa, entre otras causas porque era hosco y poco amable, mi hija nunca habló de violencia, porque en este caso ella también es una víctima”, afirmó Lourdes Velasco, quien indicó que inició un oficio ante el DIF en demanda por la custodia de Owen.

Hoy, día decisivo

En tanto, Irma Virginia, permanecía en el penal de Cuautitlán, donde hoy lunes un juez determinará su situación legal, por el delito de violencia familiar.

El fin de semana Owen seguía siendo alimentado básicamente con líquidos para que sus intestinos volvieran a trabajar en unas horas con dieta blanda, señaló la abuela, quien además cuestionó el papel del padre biológico “que ahora sí está llorando en la puerta del hospital, pero cuando el niño tenía dos años, rechazó mantenerlo y negaba tener trabajo o dinero para mantenerlo y sólo eventualmente le daba 50 pesos a Virginia, dinero que no alcanzaba ni para la leche”, apuntó Lourdes Velasco.

En cuanto a la intención de familias de adoptar al pequeño, incluida una de Francia, la abuela materna de Owen agradeció el interés por el niño, “pero Owen tiene una familia que lo ama, lo ha cuidado y lucharé por mantenerlo”, reiteró.




Volver arriba