Aboga Amnistía por un condenado a muerte

Aboga Amnistía por un condenado a muerte

Entrega firmas recabadas en cinco naciones

MÉXICO (EFE).- Amnistía Internacional (AI) anunció ayer que ha entregado “más de 17,000 firmas solicitando a Texas que detenga la ejecución del mexicano Édgar Tamayo”, prevista para el próximo miércoles 22.

“Entre las 17,500 firmas entregadas hay procedentes de 57 países, principalmente México, España, Estados Unidos, Chile y Argentina”, detalló AI en un comunicado difundido ayer en la capital mexicana.

Además de las firmas, la organización reunió “cerca de 800 cartas de solidaridad” que “serán enviadas directamente a Édgar durante los próximos días”.

AI sostiene que aplicarle la pena capital a Tamayo, sentenciado a la pena capital en 1994 por el asesinato de un policía en Houston, “no sólo supondría una grave violación a los derechos humanos, sino que además incumpliría una sentencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ)”.

El tribunal ordenó en 2004 “revisar los casos de 51 ciudadanos mexicanos condenados a muerte en Estados Unidos a los que se les había violado el derecho a la asistencia consular”.

“Al llevar al cabo la ejecución, se pondría en entredicho la voluntad de Texas de respetar el derecho a la vida y al debido proceso, y la capacidad de los Estados Unidos de cumplir con el derecho internacional”, señaló Perseo Quiroz, director ejecutivo de AI en México.

Tamayo, a quien en 2008 un psicólogo le diagnosticó una “discapacidad intelectual leve”, fue acusado en 1994 del asesinato del agente de la policía de Houston Guy Gaddis, un crimen por el cual fue sentenciado hace dos décadas sin haber tenido en el momento de su arresto derecho de asistencia consular.

“Ejecutar a una persona porque se le acusa de cometer un asesinato no es justicia, es una venganza, y si a esa persona no se le respetaron sus derechos durante su juicio, ni si quiera se le puede llamar ejecución legal, es simplemente un asesinato”, indicó Quiroz.

Para AI, no permitir el ejercicio de su derecho de asistencia consular dejó a Tamayo “en grave desventaja frente a un sistema de justicia que le resultaba ajeno y con un historial de utilizar la pena de muerte principalmente en contra de integrantes de minorías étnicas”, indica el comunicado de la ONG.”La organización espera que las autoridades escuchen el llamado de las miles de personas en todo el mundo que exigen que no se lleve a cabo esta atrocidad y que suspenda la ejecución de Edgar Tamayo”, agrega la nota.




Volver arriba