Violencia por detenciones

Pugnas en una banda criminal tras detenciones

MÉXICO (Notimex).- Los casos de violencia que se han reportado en los últimos días en Tamaulipas son producto de ajustes de cuentas en un grupo delincuencial, aseveró el titular de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), Monte Alejandro Rubido.

En entrevista, el funcionario aseveró que esa situación se presentó luego de que las autoridades federales realizaran detenciones “más que significativas” dentro de una banda criminal.

A raíz de esa acción se desató una lucha interna en esa organización que ha derivado en la violencia surgida en los últimos días, abundó en el marco del banderazo con el que el gobierno federal dio inicio al Operativo de Seguridad Vacacional de Semana Santa 2014, en la Terminal de Autobuses de Pasajeros de Oriente (TAPO).

El funcionario enfatizó que cada operación en las entidades federativas tiene características diferenciadas y que en atención a las instrucciones del titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, se reforzó el despliegue de la Policía Federal en el sur de Tamaulipas.

En este caso, abundó Monte Alejandro, las fuerzas federales reforzaron sus acciones en Tampico-Madero, en la carretera que va de San Fernando a Reynosa y también en la que corresponde a San Fernando-Matamoros.

Sobre las acciones en Michoacán, Rubido García indicó que “la posición del gobierno de la República ha sido una, en el sentido de que el ejercicio de la fuerza corresponde única y exclusivamente al Estado y así se ha platicado con todos los grupos actuantes en la entidad”.

Por lo anterior el desarme tendrá que ir adelante “y se está haciendo con cuidado, de manera paulatina”, detalló el funcionario, quien reiteró que la presencia de autoridades federales en Michoacán garantizan la seguridad para la población del estado.

En cuanto al apoyo de las fuerzas federales en el Estado de México, subrayó que “cada entidad que ha requerido el apoyo del gobierno de la República presenta características diferenciadas y acorde a esas características diferenciadas es la estrategia que se está montando”.

En el caso de la entidad mexiquense, el comisionado nacional de seguridad manifestó que el problema ha sido el incremento en la incidencia de delitos como secuestro, sobre todo en la zona conurbada del Distrito Federal.

“Por ello se está reforzando (por la Policía Federal) el apoyo a las autoridades del Estado de México, a través de las divisiones de Investigación, Inteligencia y Seguridad Regional”, abundó.

En Tamaulipas, el secretario general de Gobierno, Herminio Garza Palacios, informó anteayer que los enfrentamientos armados registrados desde el fin de semana dejaron hasta el martes un saldo de 28 muertos.

El funcionario estatal explicó que hasta el martes se habían contabilizado 28 defunciones, la mayoría en enfrentamientos y ejecuciones.

“No tenemos el registro de civiles inocentes, hay un solo caso que se está registrando para determinar, pero no tenemos más que un solo caso”, expresó.

Garza Palacios refirió que como parte de las operaciones desplegadas en la zona se han detenido a 10 personas y asegurado una cantidad importante de armas, cartuchos y cargadores.Negó que se vaya a implementar un operativo de seguridad especial para la zona conurbada de Tampico, Madero y Altamira, donde especialmente se ha recrecido más la violencia.El Secretario resaltó que las ejecuciones se han dado entre integrantes de los grupos delictivos, quienes van contra blancos determinados. “Las investigaciones que tenemos hasta ahorita nos arrojan que son blancos delincuenciales, han sido ejecuciones directas, están yendo sobre blancos específicos entre ellos mismos”, mencionó.Además, admitió que las actividades del comercio, la industria y de la educación han sido afectadas por las jornadas violentas que comenzaron el sábado en la región sur de Tamaulipas.”Desde luego las clases, el sector comercio están trabajando, (aunque) hay alguna disminución por los hechos que se han suscitado”, expresó.




Volver arriba