Un cártel paga por un plagio en EE.UU.

Por un "robo" lo traen para matarlo en Ciudad Juárez

José Torres Marrufo, alias "El Jaguar", fue uno de los encargados de ejecutar a Saucedo

EL PASO (EFE).- El cártel liderado por Joaquín “El Chapo” Guzmán pagó un cuarto de millón de dólares por secuestrar en Estados Unidos a un narcotraficante y trasladarlo a territorio mexicano para ejecutarlo.

Según se desprende de la documentación del caso, el estadounidense Sergio Saucedo, de 30 años, fue secuestrado en Horizon City (Texas) y ejecutado en Ciudad Juárez por el Cártel de Sinaloa, como “castigo” por haber robado supuestamente parte de un cargamento de mariguana.

Saucedo fue raptado el 3 de septiembre de 2009 en su casa de Horizon City y cinco días más tarde fue encontrado sin vida en un paraje de la vecina Ciudad Juárez.

La autopsia reveló que había muerto estrangulado y su cadáver tenía las manos mutiladas. En los códigos del crimen organizado, las manos cortadas de un ejecutado se han relacionado con el “robo” de dinero o mercancía.

De acuerdo con la Corte Federal del Distrito Oeste de Texas, en El Paso, contra César Piñeda, Francisco Javier Pulido “El Pichas” y Carlos Cuéllar, los tres ya detenidos en México y Estados Unidos, el Cártel de Sinaloa, o “La Federación” como también se le conoce, pagó un cuarto de millón de dólares por secuestrar a Saucedo y trasladarlo a territorio mexicano para ejecutarlo.La fiscalía del estado de Chihuahua envió la autopsia de Saucedo a la Corte de Distrito de El Paso como parte de la investigación del caso que se sigue por secuestro contra otros acusados. Rafael Vega, de 27 años, César Obregón Reyes, de 22, y Omar Obregón Ortiz, también de 22 años.Sergio Saucedo fue sacado a la fuerza de su vivienda, marcada con el número 14327 de la calle Desert Sunset, esquina con Desert Spring, en Horizon City, ubicada al lado este del Condado de El Paso.De acuerdo con la información de las autoridades mexicanas, el cuerpo mutilado de Saucedo fue localizado en una zona cercana a las calles Almendros y Ejército Nacional de Ciudad Juárez, en Chihuahua.El expediente de la Corte Federal de El Paso señala que Gabino Salas Valenciano, quien hasta el año pasado era identificado como el principal mando de la organización del narcotráfico en Ciudad Juárez, empleó a estadounidenses ligados al tráfico de armas y de drogas para ejecutar a los acreedores que incumplían con sus adeudos con el cártel en el lado de Estados Unidos.

El 5 de agosto de 2009, en el punto de revisión de la Patrulla Fronteriza en Sierra Blanca, Texas, los agentes arrestaron a dos personas que transportaban 303.9 kilogramos de marihuana en la caja de un tractocamión.Se presume que la droga la había importado a Estados Unidos Sergio Saucedo y que el cargamento ilegal se lo había enviado Luis Carlos Marín, lugarteniente de Torres Marrufo.El 3 de septiembre de 2009, casi un mes después, un grupo de sicarios encapuchados, también estadounidenses, ingresaron en una casa de Horizon City y subieron a Sergio Saucedo en una camioneta marca Ford tipo Expedition, color marrón.Los secuestradores se trasladaron a bordo del vehículo hasta un lote que se ubica en Fabens, Texas, donde estaba la casa móvil de Francisco Javier Pulido “El Pichas”, presunto traficante mexico-americano que ya era buscado por la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA).De acuerdo con los documentos de la corte estadounidense, poco después llegaron al lugar Víctor Elías “El Chito”, César Piñeda e Israel Cárdenas García, alias “El Rayelo”.”Los hombres, que iban enmascarados, sacaron a Saucedo de su vehículo y lo colocaron en el asiento trasero de la camioneta tipo ‘pick up’ que yo conducía. En la casa móvil, Pulido también se encontraba presente. Entonces yo transporté a Saucedo de la casa de Pulido a México por el puerto de entrada Fabens-Caseta”, declaró Piñeda.Los documentos del caso federal indican que Piñeda llevó a Sergio Saucedo a un sitio conocido como La Cabaña, ubicada en el Valle de Juárez, del lado mexicano, que es descrita como una especie de casa habilitada como almacén de armamento. Al llegar al lugar, entregaron a Saucedo a un grupo de 10 hombres.César Piñeda, uno de los secuestradores, informó que Saucedo se había robado más de 600 libras de mariguana de la organización de Luis Carlos Marín, quien trabajaba para José Torres Marrufo, aliado del Cártel de Sinaloa.

El residente de Horizon City fue entregado a Torres Marrufo, alias ‘El Jaguar’, y a Luis Carlos Marín, según el expediente.”La organización de Luis Carlos Marín, a nombre de Torres Marrufo, le pagó a Salas Valenciano 250,000 para secuestrar a Saucedo”, dijo.




Volver arriba