Ubican a presuntos operadores de Caro Quintero y “El Azul”

MÉXICO (El Universal).- El gobierno de Estados Unidos identificó a otros cinco presuntos operadores de la red de lavado de dinero de los narcotraficantes Rafael Caro Quintero y Juan José Esparragoza Moreno, “El Azul” —uno de los líderes del cártel de Sinaloa—; se reveló que la organización opera en Guadalajara, Jalisco, a través de compañías inmobiliarias y un restaurante, un total de 10 empresas que se incluyeron en la lista negra de ese país.

De acuerdo con la información del Departamento del Tesoro, a través de la Oficina de Control de Bienes de Extranjeros (OFAC), los operadores están ligados a la familia Sánchez Garza, de los que seis de sus integrantes fueron señalados en junio de 2013 como parte de la red de lavado de Caro Quintero, que desde la década de los 80 tiene actividades en Guadalajara.

“La designación de hoy se centra en un grupo cuyas operaciones inmobiliarias y enlaces aparentemente legítimos, tienen su origen en las actividades ilícitas de las organizaciones de tráfico de drogas de Rafael Caro Quintero y Juan José Esparragoza Moreno”, dijo el director de la OFAC del Departamento del Tesoro, Adam J. Szubin. “OFAC continuará investigando y descubrirá los vínculos entre el mismo tipo de operaciones y Caro Quintero”, sostuvo.

El año pasado el gobierno estadounidense reveló la existencia de la organización Sánchez Garza, radicada en la ciudad de Guadalajara, dedicada al blanqueo de activos a través de compañías como Provenza Residencial, Grupo Fracsa, S.A. de C.V. (empresa de construcción), Restaurant Bar Los Andariegos (restaurante Barbaresco), y Piscilanea S.A. de C.V. (Albercas y Tinas Barcelona).

Identificó en esa ocasión como supuestos aliados del narcotráfico a José de Jesús Sánchez Barba y sus tres hijos: José de Jesús, Diego y Mauricio Sánchez Garza; este último prófugo por los cargos que enfrenta por facilitar operaciones de “lavado” de dinero en San Antonio, Texas.

Otros miembros de la familia Sánchez Garza que también fueron señalados en ese momento son Beatriz Garza Rodríguez (esposa de José de Jesús Sánchez Barba), Hilda Riebeling Cordero (esposa de Mauricio Sánchez), Ernesto Sánchez González y Rubén Sánchez González, ambos primos de la familia, entre otros presuntos operadores.

Al continuar con las investigaciones, el Departamento del Tesoro ubicó a otros presuntos implicados en la organización. Este jueves dio a conocer que entre las cinco personas que ahora se incluyeron en la lista de operadores del narcotráfico están tres primos de los hermanos Sánchez Garza identificados como José, Fernando y Javier Sánchez González, “quienes están involucrados en la construcción de varias propiedades con la familia y que tienen vínculos con las empresas previamente señaladas el año pasado”.

También aparecen en la relación María Aurora Sánchez Contreras y Eva Luz Rosales Morfín, esposas de dos de los presuntos lavadores. Asimismo se ubicaron nueve empresas de desarrollo inmobiliario y un restaurante.- (Doris Gómora)



Volver arriba