Timan a un juez penal de la capital

Falso empleado aduanal le ofrece mercancía barata

MÉXICO.- El juez 64 penal del Distrito Federal, Carlos Casiano Morales García, fue víctima de una estafa de un sujeto que le ofreció a la venta pantallas y computadoras a un precio mucho menor que el del mercado, pero finalmente desapareció llevándose su dinero.

El sitio en línea de “El Universal” publica que Morales García, quien ha tenido a su cargo, entre otros casos, el del empresario Carlos Ahumada y el del ex delegado en Tlalpan Carlos Ímaz, le entregó 25 mil pesos como adelanto de la compra a Arturo Ramones Villarreal, quien dijo ser empleado del área de Aduanas del Aeropuerto capitalino.

Su secretaria, Teresa Luciano Vargas, y la hija de ésta, Belén Sandoval, le entregaron otros 10 mil pesos para apartar sus aparatos.

El acuerdo era que con el anticipo sacaría las pantallas y computadoras del sitio donde las tenía y a más tardar en cuatro horas regresaría para hacer la entrega y cobrar el dinero faltante. Sin embargo, no volvió y tampoco respondió las llamadas. Al darse cuenta que lo habían engañado, el juez interpuso una denuncia ante la Pgjdf.

La Pgjdf busca al falso empleado, quien se cree está relacionado con más estafas.

Esta no es la primera vez que el juez aparece como denunciante. El 24 de junio de 2007, cuando era titular del juzgado 11 penal del Reclusorio Norte, fue interceptado en la colonia Guerrero cuando viajaba con una mujer.

Los agresores los llevaron a un estacionamiento, donde los golpearon y atacaron sexualmente a la mujer. Posteriormente los delincuentes saqueron el departamento del funcionario.

Tres días después, la Pgjdf capturó a tres de los presuntos implicados.

asdfioio sdfuio a ioi uouio asdfuio asdf uiasdfi asdfui opasdfui opasdfuio asdfuio asdfuio asdfuiop asdfuio sadfio uas




Volver arriba