Secuestro en Campeche

Piden un rescate de $20 millones por una mujer

1 / 2


El lugar donde fue hallado el auto de la secuestrada, en cuyo interior permanecía su hijo de tres años
Policías realizan diligencias en una calle de San Francisco de Campeche donde supuestamente comenzó la persecución a la secuestrada


SAN FRANCISCO DE CAMPECHE.- La Unidad Especializada en Combate al Delito de Secuestro (UECS), adscrita a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), comenzó una investigación luego que una joven fue secuestrada con lujo de violencia en compañía de su hijo de tres años.

El plagio se registró ayer en la colonia San Joaquín, en la capital campechana, luego de que el vehículo de la mujer recibió dos disparos, cuando circulaba detrás de la tienda Aurrerá Gobernadores, en horas de la mañana.

Horas después trascendió que los secuestradores exigían el pago de un rescate de 20 millones de pesos.

El caso fue tratado con sumo hermetismo por la Secretaría de Seguridad Pública y Protección a la Comunidad (Ssppc) y la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

De acuerdo con datos recabados entre vecinos que atestiguaron los hechos, el ilícito comenzó en la calle 105 con 114, de la colonia Aviación, cerca de las 8 de la mañana, justo a un costado de la tienda mencionada, donde cuando menos tres sujetos que iban a bordo de un automóvil Tsuru gris efectuaron al menos dos disparos contra el vehículo Suzuki color rojo, placas de circulación DHK-39-90, que impactaron cerca del tanque de combustible debido a que su conductora no se detuvo.

También surgieron distintas versiones de los hechos: la primera, que la mujer fue abordada en la calle 105 luego de los tiros, y la otra, que comenzó una persecución que concluyó en la calle 14-A entre 14 y 116 de la colonia San Joaquín, detrás del Jardín de Niños Rosas de la Infancia, donde por los sucesos se suspendieron las clases.

Una más indicaba que al parecer el plagio tenía motivos pasionales.

La zona fue acordonada por elementos de la PEP y fueron elementos de Balística y la Policía Ministerial Investigadora quienes aseguraron el casquillo, al parecer calibre 45 o nueve milímetros.

Media hora después elementos de la PEP ubicaron el auto Suzuki en cuyo interior permanecía el niño sano y salvo, que fue asegurado por autoridades policiacas.

Tras acordonar el área, llegaron elementos de la PMI y del Ministerio Público, quienes trasladaron el automóvil a la Procuraduría, en tanto que las investigaciones continúan a través de la UECS.

Trascendió que presuntamente se trata de Cinthia C., hija de un socio de una empresa de transporte urbano y dueño de algunos camiones y volquetes.

Asimismo, se supo que es pariente de una persona que hace dos años ultimó a un arquitecto a las puertas de la vivienda de la familia Gordillo en el fraccionamiento Héroes de Chapultepec, mejor conocido como El Fovi, y que es la esposa de un ex diputado.

A pesar que por seguridad no se proporcionó ninguna información oficial, Juan Gabriel Ávila Ordóñez, subsecretario de la Ssppc, dijo que las investigaciones siguen, en coordinación con la PGJE.

“Relacionado con este hecho lo que podemos señalar hasta el momento es que estamos trabajando de manera muy coordinada con la Procuraduría para efecto de coadyuvar en el esclarecimiento de este hecho.

“Por situaciones propias de la Procuraduría no puedo en este momento darles a conocer algún pormenor del hecho. Les pido su comprensión ya que es un hecho que tiene su protocolo de actuación muy definido, muy estricto y por lo consiguiente mi declaración puede en un momento de terminado perjudicar en la investigación que se está llevando al cabo”.

Cateos

Por la tarde se realizaron algunos cateos en diversos sectores, sin que hasta el cierre de esta edición se tuvieran noticias.

Los secuestradores, que según los vecinos eran altos, corpulentos y con “facha de gente foránea” se llevaron únicamente a la mujer.

Según se dijo, desde hacía dos días los vecinos observaron que los sujetos a bordo del Tsuru se apostaban cerca del referido supermercado y no avisaron a las autoridades porque consideraron que sólo se estacionaban a embriagarse.- Megamedia / M.A.P.

SAN FRANCISCO DE CAMPECHE.- En un hecho que causó revuelo y generó muchas especulaciones, una mujer y su hijo de apenas un año, fueron “levantados” por un par de sujetos quienes abrieron fuego en dos ocasiones contra el automóvil en que aquella transitaba, suceso que fue presenciado por varios ciudadanos que fueron amagados por los plagiarios.Por razones de seguridad de la integridad de la mujer y por protocolo de investigación, las autoridades tanto de Seguridad Pública, como de la Procuraduría General de Justicia del Estado, guardan hermetismo en torno a este caso.Entre los testigos, varios de ellos vecinos de la calle 105 donde ocurrió el secuestro, se averiguó que ayer poco antes de las ocho de la mañana, una mujer joven, de apellido Cámara, al parecer hija de un constructor campechano, transitaba a bordo de su automóvil Suzuki en compañía de su hijo de un año aproximadamente, al que llevaba a una guardería cercana.La calle 105 está a un costado de la sucursal Bodega Aurrerá de la avenida Gobernadores y por ello el hecho fue presenciado por varios ciudadanos, lo que permitió el reporte y la reacción inmediata de los agentes de la Policía Estatal Preventiva,Según los testigos, el Suzuki color rojo vino placas DHK-39-90 fue interceptado por dos sujetos que a bordo de un Tsuru gris sin placas, le marcaron el alto, pero al ver que la mujer intentó eludirlos, abrieron fuego. Las ojivas, al parecer 9 mm, se impactaron cerca de la toma de gasolina del auto.Tras detenerse, la mujer intentó correr, pero fue sometida por uno de los captores, quien la introdujo con violencia al auto y tomó el volante. Durante el forcejeo previo, la mujer pedía auxilio y encaró a sus captores, lo que ocasionó que una vecina intentara intervenir, pero fue amenazada por el sujeto.Posteriormente los plagiarios se dieron a la fuga en los dos vehículos; un repartidor de tortillas en motocicleta los persiguió, pero metros adelante, fue amagado por el sujeto que transitaba en el Tsuru y ante ello desisitió seguirlos.Minutos más tarde el Suzuki fue hallado en la calle Rosas, a unos metros del jardín de niños “Rosas de la Infancia”, en la colonia San Joaquín, con el bebé a bordo. Las clases en el plantel fueron suspendidas, por seguridad.Los secuestradores, que según los vecinos, eran altos, corpulentos y con “fachas de gente foránea” se llevaron únicamente a la mujer.Este hecho generó todo tipo de especulaciones, entre ellas que el secuestro tenía motivos pasionales o incluso un autosecuestro. Hasta el cierre de esta edición las autoridades no habían dado ningún tipo de información y se limitaron a subrayar que se investiga y que hay “muy buenos avances”.Se averiguó que los plagios demandaban un rescate de $20 millones.Según se dijo, desde hacía dos días los vecinos observaron que los sujetos a bordo del Tsuru se apostaban en las mañana y en la tarde cerca del referido supermercado y que no avisaron a las autoridades, porque consideraron que sólo se estacionaban ahí para embriagarse, por lo que no sospecharon.- MARTIN ACOSTA PACHECO

Los delincuentes, afirmaron los vecinos, eran altos, corpulentos y con “facha degente foránea”



Volver arriba