Perjuicios a los de altamar

Perjuicios a los de altamar

Ya no tienen combustible ni avituallamiento

MÉXICO.- Trabajadores de la empresa Oceanografía dieron a conocer que además de la crisis que se vive en tierra firme por la falta de circulante para el pago de sueldos de más de 7 mil obreros, pues sus cuentas están congeladas, la firma ya no tiene combustible y avituallamiento para que sus 150 embarcaciones que están en altamar puedan dar servicios a Petróleos Mexicanos (Pemex).

De acuerdo con “La Jornada”, los trabajadores indicaron que Oceanografía también tiene adeudos con el Instituto Mexicano del Seguro Social y no ha pagado $50 millones a la Administración Portuaria Integral de Campeche (Apicam) por el uso de muelles, atracaderos, bodegas y demás instalaciones.

Los empleados exigieron al Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público que les informe cómo y cuándo se les pagarán sus sueldos y otras prestaciones, algunas de las cuales datan desde 2012.

Anteayer, obreros de barcos de Oceanografía dijeron pasar por condiciones infrahumanas, pues ya no hay avituallamiento ni combustible para que puedan operar.

Tampoco se puede dar la orden de que los barcos y helicópteros en que se traslada al personal vayan a recogerlos a altamar, pues la empresa se encuentra intervenida y nadie puede tomar ese tipo de decisiones.Trabajadores del barco Rodrigo de TJ indicaron que la situación es crítica desde el viernes pasado, cuando se enteraron que Oceanografía fue intervenida por un fraude multimillonario contra Banamex y que su dueño, Amado Yáñez Osuna, se encuentra prófugo.La misma situación se vive en el resto de las embarcaciones propiedad de Oceanografía, por lo que el paro laboral en la compañía, que presta diversos servicios a las plataformas de Pemex, obedece a carencia de personal humano y combustible para operar los sofisticados equipos.Los adeudos de Oceanografía con sus empleados y proveedores rebasan los 250 millones de pesos, pues también hay reclamos de los arrendadores de departamentos, dueños de hoteles y empresas de comida, que están a la espera de que les salden facturas de hace varios meses por diversos servicios prestados, sin que nadie les resuelva hasta el momento.Oceanografía dejó un adeudo superior a 50 millones de pesos con la Apicam, por los conceptos de cabotaje y arrendamiento de espacios en los puertos de Ciudad del Carmen y Sabancuy, y el monto representa 17 por ciento del presupuesto anual que ejerce esa dependencia estatal, informó Juan José Boeta Rosiñol, quien indicó que también están en busca de los funcionarios del SAE para convenir la forma de pago.Añadir un comentario




Volver arriba