Ocupan otro bastión

Los autodefensas de Michoacán llegan a la costa

Uno de los autodefensas de Michoacán que hace un par de semanas llegaron a Apatzingán, considerado el principal bastión templario

MÉXICO.- Los grupos de autodefensa tomaron anteayer uno de los principales bastiones templarios en la costa de Michoacán: La Placita, pueblo perteneciente al municipio de Aquila, donde “se ubica” a Felipe González alias “El Lico”, uno de los principales líderes del crimen organizado.

De acuerdo con el sitio en línea del semanario “Proceso”, al poblado llegaron alrededor de 50 camionetas con “comunitarios” de municipios de Coalcomán, Chinicuila y de la cabecera municipal de Aquila, además de otros pueblos costeros.

Según “El Universal”, en su entrada a La Placita, los autodefensas contaron con el resguardo de elementos de la Policía Federal.

Al llegar detuvieron a algunas personas presuntas integrantes del crimen organizado, pero hasta ayer no habían localizado a “El Lico”, a quien vinculan con los asesinatos y desapariciones selectivas que han azotado a las comunidades indígenas de Ostula, Coire y Pómaro.

Líder a cargo

La acción fue encabezada por Semei Verdía, productor de papaya de Ostula, quien tras un exilio forzado de cuatro años para resguardar su vida del crimen organizado, irrumpió en su pueblo natal el pasado sábado 8, con 60 guardias comunitarios y así culminó con cinco años de terror que dejaron un saldo de 31 indígenas asesinados.

Ese día, los desplazados volvieron a tomar el control de esta comunidad indígena, también con apoyo de grupos de autodefensa de municipios aledaños.

Antes de llegar al bastión templario, los grupos de autodefensa fueron a Xayakalan, un paraje costero que la comunidad indígena de Santa María Ostula recuperó por la vía de los hechos en 2009 y que estaba en disputa con pequeños propietarios de La Placita.




Volver arriba