Nuevo León tiene alta incidencia en trata de personas

MONTERREY, Nuevo León  (Notimex).- Esta capital industrial es la segunda ciudad a nivel nacional con mayor incidencia de trata de personas, en el que el 75 por ciento de las víctimas son menores de 15 años, reveló hoy el investigador de la UANL, Arun Kumar Acharya.

Señaló que de acuerdo a un estudio elaborado en la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), el crecimiento de este delito inició a partir de 2007, lo que coincide con el impulso que se dio al turismo durante el Fórum Universal de las Culturas.

Así lo destaco en su conferencia “Trata de personas en la ciudad de Monterrey”, durante un evento de la Universidad de Monterrey (UDEM), en coordinación con el Consejo Estatal de Derechos Humanos (CEDH).

“Este estudio precisó que el 75 por ciento de las víctimas son menores de 15 años, mientras que el 20 por ciento tienen entre 16 y 20 años”, enfatizó.

Resaltó que estas personas “son traídas de diferentes estados, como Morelos, Veracruz, Oaxaca, Tlaxcala, Coahuila, Guerrero, Puebla, Chiapas, San Luis Potosí y Zacatecas”.

Kumar Acharya refirió que la mayor parte de las mujeres son forzadas a trabajar en establecimientos de servicios sexuales por un pariente e incluso por sus propios novios, intimidadas o sobornadas por los reclutadores.

Mencionó que “a raíz de una campaña emprendida durante el sexenio de Felipe Calderón, el reclutamiento se hizo difícil, por lo que hubo que buscar otras vías de contacto, a través de los denominados grupos afectivos”.

“Los resultados señalan que la participación de los grupos no afectivos ha disminuido en la red de trata de mujeres”, expresó.

Añadió que “sin embargo, esto no ha provocado un decremento del problema, al contrario, sólo se ha transformado la participación de los grupos que insertan a las mujeres en este crimen inhumano”.

Manifestó que el estudio desecha la oferta económica como el principal motivo de inserción de las mujeres a este medio y descubrió diferentes circunstancias de las afectadas.

Entre los principales causas de esta situación destaca la desintegración familiar y sus problemas, reflejado la violencia doméstica, violación por un padrastro, el fallecimiento de uno de los padres o ser madre soltera, entre otros.

Expuso que la mayoría de las mujeres entrevistadas padecen enfermedades de salud reproductiva e infecciones frecuentes, incluso, muy pocas de ellas usan condón, lo que las convierte en vulnerables ante enfermedades de transmisión sexual.

El especialista dijo que entre los problemas que viven estas mujeres, destacan también los embarazos no deseados, que conlleva a la práctica del aborto, y algunas de ellas llegan a registrar entre dos y cuatro abortos.

“La experiencia de las mujeres en este medio también les provoca daños en su salud mental, ya que son susceptibles a los trastornos de ansiedad, depresión, delirio de persecución y neurosis, entre otros”, expuso.




Volver arriba