Nueve detenidos por ataque a empresario de Acapulco

Imagen del ataque al representante de la Canaco en Chilpancingo, Pioquinto Damián Huato

ACAPULCO, Guerrero (El Universal).- Mientras que el procurador de Justicia de Guerrero, Iñaki Blanco Cabrera, confirmara que hay nueve personas detenidas y arraigadas por su presunta participación en la agresión del representante de la Canaco en Chilpancingo, Pioquinto Damián Huato, familiares de seis de los arrestados, quienes eran trabajadores en un lavado de autos, exigieron su libertad por considerar que son inocentes de los hechos que se les imputan.

En conferencia de prensa en Chilpancingo, Blanco Cabrera reveló que se recuperaron dos vehículos utilizados por los presuntos delincuentes, en el lavado de autos denominado Guerrero ubicado en el bulevar de Chilpancingo y en el carril Norte-Sur, cerca de donde ocurrieron los hechos de la agresión al representante de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) el martes pasado, razón por la cual se detuvieron a seis empleados del negocio.

Dijo que seis de los lavadores de autos están retenidos ante la Procuraduría de Justicia del estado y fueron arraigados por 30 días, luego de solicitarle a un juez esa orden, mientras que los tres restantes, se encuentran a disposición de la Subprocuraduría Especializada en la Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) en la ciudad de México.

“Sí hay detenidos y de esas nueve personas, seis se encuentran a disposición de la Procuraduría General de Justicia del estado y se encuentran ya sujetas a medida cautelar de arraigo, y en cuanto a las otras tres personas, entiendo que esto viene por una detención llevada a cabo por la Policía Federal, nosotros estamos estableciendo contacto con la Policía Federal y haremos lo propio en cuanto a la PGJE, porque es ante esa instancia que fueron puestos a disposición”, dijo.

El fiscal estatal aseguró que se tienen abiertas dos líneas de investigación, una que corre en el ámbito de la delincuencia organizada y la otra en el ambiente político, dado que el propio empresario interpuso una denuncia ante la representación social donde acusó directamente al alcalde priísta Mario Moreno Arcos, del ataque en su contra y la muerte de su nuera cuando regresaban de una reunió con las autodefensas de El Ocotito. Dijo que aún no se puede hablar de elementos para consignar a los seis jóvenes y lo que tiene la PGJE son elementos para presumir un probable involucramiento de los hechos, “el arraigo será por 30 días y se les investiga en cuanto al atentado que sufrió el empresario Pioquinto Damián en donde murió su nuera”.

Blanco Cabrera informó que se realizan pruebas periciales a los dos vehículos, pues en su interior se localizó un casquillo de bala que se está comparando con los encontrados el día de la agresión. “Encontramos dos vehículos (en el lavado de autos Guerrero) en el que sabemos participaron en los hechos, hemos dado intervención en nuestra área de servicios periciales a efecto de que practiquen distintos dictámenes y encontramos un elemento balístico, un casco percutido que guarda correspondencia con las armas al parecer que fueron empleadas en el atentado”, detalló. El procurador sostuvo que mucha de la información se está cotejando con los videos de las cámaras del C4, mismas que grabaron el momento del ataque.

“Sí contamos con imágenes y las estamos analizando, tal vez las imágenes no son los mejores videos, porque los hechos ocurrieron cuando ya había oscurecido, pero sí tenemos las imágenes y podemos establecer a partir de la mismas cuántos vehículos y cuántos sujetos aproximados participaron en los hechos”, dijo.

Protestan familiares de detenidos
A las afueras de la Procuraduría General de justicia de Guerrero, familiares de los seis lavacoches detenidos desde el sábado por la noche, protestaron contra la dependencia estatal por considerar que a sus familiares los están vinculando con hechos donde no son culpables, por lo que exigieron que sean puestos en libertad de inmediato.

La hermana de uno de ellos de nombre Brígido Solache, manifestó que el pasado sábado elementos de la policía se los llevaron con el argumento de que iban a rendir una declaración como testigos, y que a la fecha no los han liberado y la autoridad anunció que están arraigados.

Indicó que hasta el domingo pudieron ver a sus familiares que se encuentran detenidos por la Procuraduría de Guerrero y que están bien de su estado de salud y no están golpeados. “Es que a nosotros nos dijeron que los tienen retenidos como presuntos testigos, pero nos estuvieron cambiando las versiones, que primero por robo, después por testigos, y después varias cosas, y ahora nos están aplacando porque nos dicen que ya los van a liberar, porque no son culpables y no sé qué” dijo.

“Todos son de aquí de Chilpancingo, nosotros lo que pedimos es que nos apoyen y no se cometan una injusticia con ellos, ellos son personas que no tienen antecedentes penales, la edades son desde los 18, 22, y 23 años, y los salarios pues ganan lavando carros, uno se llama Brígido García Solache, el encargado se llama Domingo, hay otro joven que se llama Julio, otro Gonzalo son seis personas” reiteró.

Cuestionaron a la Procuraduría del porque no han llamado a declarar o detenido al dueño del lavado de autos de nombre Leandro, quien se encuentra desaparecido, y exigieron que lo lleven a declarar a él también.




Volver arriba